SOCIEDAD › LOS PERITOS CONTRADIJERON LA VERSION DE EDUARDO VAZQUEZ SOBRE LA MUERTE DE WANDA TADDEI

Una defensa que se va desmoronando

Los médicos forenses que declararon ayer en el juicio oral por el asesinato de la ex pareja del músico dijeron que la mujer estaba sentada cuando se quemó y que un cigarrillo no pudo haber iniciado la combustión, contrariamente a lo dicho por Vázquez.

La tercera audiencia por la muerte de Wanda Taddei comenzó con la proyección del video de la autopsia y continuó con un mapeo del desplazamiento del fuego sobre el cuerpo de la joven, hecho por varios peritos. “Hubo coincidencias entre los médicos forenses en dos puntos: estaba sentada cuando se quemó y la llama de un encendedor pudo desencadenar la combustión, no un cigarrillo”, explicó a Página/12 Leonardo Rombolá, abogado querellante. Ambos aspectos, agregó, refutan la versión de Eduardo Vázquez dada al tribunal y esbozada durante la reconstrucción de los hechos. Para Martín Gutiérrez, defensor del ex baterista de Callejeros, ayer quedó demostrado que la autopsia fue hecha sin tomar en cuenta la historia clínica de Wanda, tras pasar por terapia intensiva. “El estado físico del cuerpo que llegó a la morgue era distinto”, objetó.

Tras el video emitido a puertas cerradas, pasó al estrado Víctor Cohen, miembro del Cuerpo Médico Forense y uno de los profesionales que participaron de la autopsia de Taddei. Su exposición duró más de dos horas, incluyó Power Point y se centró en el volcado del líquido inflamable sobre el cuerpo de Wanda. “Las profundas quemaduras que tenía la víctima sólo se explican si estaba sentada al momento de que la rociaran con alcohol”, comentó el perito.

Esta afirmación contradice la versión de Vázquez durante la reconstrucción. El músico dijo que Taddei se mojó con alcohol durante una pelea con él, estando ella parada. El trayecto del líquido, dijo el perito, muestra que cayó primero en los hombros, que resultaron más quemados que el resto del cuerpo. Siguió por el tórax, el pubis y el muslo izquierdo. “Dio a entender que se usó mucha cantidad de líquido inflamable por la extensión y profundidad de la heridas”, acotó Rombolá.

El perito Alfredo Delbene coincidió con Cohen: “La señora Taddei estaba sentada por la topografía de las quemaduras”. Luego aseguró ante el Tribunal Oral en lo Criminal 20 que “el fuego se inició por llama directa” y contó que él, en su casa, hizo pruebas con un cigarrillo y un cuenco con alcohol y no logró la combustión, como dijo el acusado. Al principio no se podía descartar la versión de Vázquez, reconoció. “Todo cambió cuando llegó la reconstrucción y la autopsia”, agregó.

Otro de los puntos fuertes de la jornada fue el “zamarreo”. Al comenzar el juicio, el músico repitió que Taddei trató de atacarlo con una botella de alcohol –que nunca apareció– y hubo un forcejeo entre ambos, que derivó en que los dos se mojaran. Néstor Stingo, médico legista y psiquiatra que estuvo presente en la reconstrucción por parte de la querella, recordó que el 43 por ciento de las lesiones que presentaba la víctima eran del tipo AB, las cuales “no se pueden producir con un zamarreo, sino con gran cantidad de alcohol”.

Según relató Rombolá, luego hubo contradicción sobre este tema entre dos testigos llamados por la defensa y cuyos testimonios no figuran en la instrucción del caso. Miriam Lezcano Miño, cirujana y jefa de Urgencia del Hospital de Quemados, dijo que no era posible determinar si el líquido inflamable salpicó a Taddei o si ésta fue rociada con él. “Pero después, el médico de terapia intensiva de ese hospital, Carlos Di Greccia, descartó que hubiera sido salpicada, porque al quemarse le hubiera dejado puntitos, pero sus quemaduras eran uniformes”, dijo el abogado.

Luego del incidente del 10 de febrero de 2010, Taddei fue internada en el Hospital Santojanni y trasladada luego al Hospital de Quemados, donde falleció 11 días después. En diálogo con Página/12, el defensor de Vázquez insistió en la supuesta diferencia que habría entre el ingreso de la mujer, viva, y el cuerpo que después analizaron los forenses. “Por este motivo, creo que el desarrollo y las conclusiones de los médicos legistas parten de premisas falsas, son sólo hipótesis”, aseguró Gutiérrez.

Según él, los forenses hicieron la autopsia con “un resumen” de la historia clínica de Taddei provista por el Hospital de Quemados, por lo que no pueden tomarse esos datos para inculpar a su cliente. “Nosotros no tenemos perito de parte, pero vamos a presentar testigos valiosos. Si no digo a quiénes, es porque no quiero mostrar mis cartas”, aclaró.

Mañana habrá una nueva audiencia por el caso y acudirán peritos criminalistas, que intentarán determinar si el ex bateristas de Callejeros tuvo o no intención de atacar a quien fuera su esposa. “También van a venir psicólogos que atendieron a los dos hijos de Wanda. Ellos también son importantes para la querella. Son la prueba de que no hubo una pelea, sino un ataque directo de Vázquez”, dijo Rombolá.

Compartir: 

Twitter
 

El ex baterista de Callejeros había declarado que Wanda Taddei se incendió por un cigarrillo.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared