SOCIEDAD › REFERENDUM VINCULANTE EN LONCOPUE, NEUQUEN

Un pueblo dijo “no” a la megaminería

La población de Loncopué se convirtió ayer en la primera del país en realizar un referéndum vinculante sobre la actividad megaminera. El resultado fue un contundente “no” a esa actividad. Fuentes de la Asamblea de Vecinos de Loncopué (AVAL) confirmaron a la prensa que el 84,5 por ciento de los votantes respaldó la iniciativa que se oponía al desarrollo de emprendimientos extractivos a cielo abierto.

Loncopué es un pequeño pueblo de siete mil habitantes ubicado en el noroeste de la provincia, que basa su actividad económica en el turismo. Sin embargo, la Corporación Minera de Neuquén (Cormine) y la empresa china Emprendimientos Mineros SA acordaron en 2008 instalar un proyecto de extracción de cobre en las inmediaciones del poblado. Desde entonces, los vecinos y la comunidad mapuche Mellao Morales se unieron para frenar el proyecto.

El referéndum estaba previsto para el año pasado, pero recién se concretó con el cambio de las autoridades comunales. La consulta popular de carácter obligatorio y vinculante apuntó a evaluar el apoyo de la ciudadanía a la aprobación o rechazo de un proyecto de ordenanza que impide la explotación minera a gran escala dentro del municipio. Según AVAL, el 84,5 por ciento de Loncopué se manifestó en contra de la megaminería (con 2125 votos), mientras el 15,5 por ciento lo hizo a favor (con 388 votos).

El resultado provocó alegría entre los habitantes, que se concentraron en la plaza de la localidad para celebrar. Los vecinos, sin embargo, cuestionaron la actitud de la policía local y de la Gendarmería, que se negó a recibir las urnas utilizadas en la consulta para resguardarlas.

Además, las organizaciones ambientales denunciaron que grupos pro-mineros pretendieron deslegitimar el proceso de votación mediante el envío de mensajes de texto y la interrupción del servicio telefónico y de Internet. La intención, dijeron, era confundir a la población con el falso argumento de que la consulta popular no era vinculante ni obligatoria, dos condiciones que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) provincial había ratificado el jueves pasado en un fallo. También contribuyó a esa confusión el gobernador Jorge Sapag, quien aseguraba ayer que el plebiscito era “absolutamente inconstitucional”.

Unas 3574 personas estaban habilitadas para votar en la escuela 168, en un proceso electoral que fue fiscalizado por la Junta Comicial Municipal. En el establecimiento educativo estuvieron representantes de las Madres de Plaza de Mayo filial Neuquén y Alto Valle, para asegurar la transparencia de la elección.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.