SOCIEDAD › SE ENTREGó EN LA PLATA EL PRINCIPAL SOSPECHOSO DEL DOBLE ASESINATO DE CAñUELAS

Un detenido en la pista de la venganza

Fernando Marconi se presentó ayer ante un juez y hoy el fiscal deberá entregar las pruebas que tiene en su contra para que continúe detenido. En Cañuelas fueron inhumados los cuerpos de los hermanos muertos. Hubo nuevas protestas y reclamos.

 Por Carlos Rodríguez

Fernando Marconi, señalado como presunto autor del homicidio de los hermanos Marcelo y Leonardo Massa, en la ciudad de Cañuelas, se entregó ayer ante el juez de La Plata Guillermo Atencio, confirmó el magistrado ante una consulta de Página/12. El fiscal de la causa, Rodolfo Robatto, quien dijo tener “varias hipótesis” sobre el caso, tendrá que presentar hoy ante el juez Atencio, antes de las cuatro de la tarde, un escrito para formalizar el pedido de detención de Marconi como imputado en el doble crimen. Hasta ese momento, Marconi –que no hizo ningún tipo de declaración ante la Justicia– permanecerá en calidad de “aprehendido” y podría recuperar su libertad, en caso de que no se hayan presentado elementos que lo incriminen en forma concreta, más allá de las versiones que lo señalan como principal sospechoso. Ayer, en el cementerio de Cañuelas, fueron inhumados los restos de los hermanos Massa. El cortejo fue acompañado por una multitud que luego se dirigió a la plaza San Martín, frente a la municipalidad, donde los vecinos volvieron a manifestarse en forma pacífica para pedir el esclarecimiento del hecho y que “se tomen medidas para mejorar la seguridad del pueblo”.

La investigación que lleva a cabo el fiscal Robatto apunta a establecer la conexión entre dos sucesos que vinculan a Marconi con la familia Massa. El 30 de diciembre de 2004, Marcelo Massa y su esposa habían sido víctimas de un robo en el cual el hombre resultó herido de bala. En enero de 2005 Marconi fue detenido y en rueda de personas, fue reconocido por Marcelo Massa como uno de los asaltantes, en el hecho ocurrido en el barrio Los Aromos, de Cañuelas. En esa causa, Marconi fue condenado por el Tribunal Oral 1 de La Plata y este año recuperó la libertad, luego de cumplir los dos tercios de la pena.

“Tenemos varias hipótesis y no descartamos ninguna”, dijo el fiscal Robatto, quien admitió que se investiga “el robo que sufrió una de las víctimas en Cañuelas y que podría estar ligado”. Antes de que Marconi se entregara, el fiscal sostuvo que no había “orden de detención para nadie”, aunque pronosticó que habría “novedades en las próximas horas”. Robatto dijo que en el doble crimen hay tres testigos presenciales que podrían identificar “a las dos personas que actuaron” en el hecho, aunque se cree que sólo una de ellas hizo los disparos mortales.

En total se hicieron seis allanamientos en la búsqueda de “elementos de prueba, como ser el arma homicida y el vehículo, una moto”, con la que escaparon los que participaron en el hecho. El domingo, poco después del crimen, se allanó el domicilio de uno de los sospechosos y se encontraron “restos de una campera” que había sido quemada. Ese hallazgo fue considerado “un elemento importante” porque podría servir para identificar al autor del crimen. También se encontraron los papeles de una moto similar a la que fue utilizada en el doble crimen cometido en el interior del supermercado Doña Rosa, propiedad de los hermanos Massa.

La policía estaba en la búsqueda del segundo sospechoso y fuentes de la investigación aseguraron que “hay varios indicios para identificarlo”. En la escena del crimen se encontró una zapatilla que habría sido perdida por uno de los autores del hecho, en su apuro por escapar. Restos de una zapatilla similar, que también había sido quemada parcialmente, fueron hallados en uno de los procedimientos. Otro dato fuerte es que tendrían huellas dactilares, tomadas en el supermercado, que pertenecerían a una de las personas sospechosas.

Uno de los tres testigos habría dado los datos necesarios como para reconstruir el rostro de uno de los que ingresaron al negocio de los hermanos Massa. La intendenta de Cañuelas, Marisa Fassi, aseguró ayer que las investigaciones “están bien encaminadas” y estimó que el caso “estaría por esclarecerse”. El sepelio de los hermanos Massa se hizo ayer en el cementerio de Cañuelas (ver aparte) y más tarde, grupos de vecinos se movilizaron hasta la plaza San Martín, frente al municipio, pero esta vez sin ingresar al lugar, como ocurrió el lunes.

Los manifestantes pegaron sobre las paredes del edificio municipal carteles que decían: “Seguridad para todos”, “Justicia para Marcelo y Leo”, “Seguridad sí, impunidad no”, entre otros. Por la noche, a las 19.30, volvieron a concentrarse pacíficamente en el mismo lugar.

Compartir: 

Twitter
 

El sepelio de los hermanos Massa se hizo ayer en el cementerio de Cañuelas.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.