EL PAíS › EL PRO CONFíA EN QUE LA LEGISLATURA APRUEBE MAñANA EL ENDEUDAMIENTO

Una ciudad que suma deudas

Entre lo que se discute está el bono de 220 millones de pesos que Macri negoció con Moyano para los recolectores de residuos. Los macristas contarían con sus aliados de siempre y la ausencia de varios legisladores. La oposición cuestiona varios puntos.

 Por Werner Pertot

Pese a las críticas al endeudamiento que propone Mauricio Macri, el bloque PRO confía en aprobarlo en la sesión de mañana en la Legislatura. Para eso, no sólo esperan contar con los aliados habituales, sino con las ausencias de algunos opositores. “Con cinco que falten, les alcanza”, calculaba uno de los legisladores que rechazan la iniciativa. Dentro de la ampliación presupuestaria, no tendrá resistencia el aumento salarial, pero otros puntos resultan oscuros. Uno de ellos es el bono de 220 millones de pesos que Macri negoció con el líder de la CGT, Hugo Moyano, como una indemnización para los recolectores de basura. En agosto, la Legislatura tendrá que aprobar la concreción de ese endeudamiento.

Macri está de viaje por Singapur, lejos de los problemas de la gestión y de la causa judicial por escuchas ilegales por la que está camino al juicio oral. Para la negociación, el jefe de Gobierno confió la tarea al vicepresidente primero Cristian Ritondo. A diferencia de otras épocas, no se encargó de buscar los votos el jefe de bloque PRO, Fernando de Andreis, ni el titular de la Comisión de Presupuesto, Rogelio Frigerio. Las gestiones –confían los macristas– fueron fructíferas: “Sale con los votos del PRO”, se mostró tranquilo un macrista avezado en la rosca y el poroteo. “Si no votan el aumento salarial, los gremios los matan. Y si hacen caer la sesión y se posterga hasta agosto, no hay plata para pagar los sueldos”, tensó la cuerda, en una estrategia habitual para lograr la aprobación de las ampliaciones presupuestarias. Señaló, en tanto, que el bono de los recolectores de basura todavía no ingresó a la Legislatura y que lo que van a votar es la posibilidad de endeudarse.

Para reunir el quórum y ganar la votación, el PRO cuenta con sus aliados incondicionales del bloque de Juan Pablo Arenaza, que responde a Patricia Bullrich, a quienes podrían sumarse Daniel Amoroso, del espacio de Francisco De Narváez, y los dos legisladores del radicalismo. La ampliación necesita de mayoría simple y el endeudamiento, de 31 votos. Allí estará, además del bono de Moyano, otro destinado al Metrobús.

Los bloques del Frente para la Victoria, Proyecto Sur, Coalición Cívica, Buenos Aires para Todos, Nuevo Encuentro y el ibarrismo firmaron un dictamen de minoría sobre la ampliación presupuestaria, donde objetaron la poca claridad del destino de algunas de las partidas y del endeudamiento. De estos bloques, tres firmaron además una disidencia al despacho de minoría, que sería una suerte de “disidencia a la disidencia”. La suscribieron Rocío Sánchez Andía (Coalición Cívica-ARI), Rafael Gentili (Proyecto Sur) y Fabio Basteiro (Buenos Aires para todos).

Según se comentaba en esos bloques, esa disidencia se firmó porque el kirchnerismo no quería incluir cuestiones vinculadas con la inflación en el dictamen de minoría. “El PRO toma el índice del Indec, cuando los cuestiona en el Congreso, con su índice propio. Con esto, subestima la recaudación todos los años. Esta es nuestra disidencia con los K, pero todos consideramos que no puede tener un tratamiento express”, indicó Sánchez Andía, quien pidió que la ampliación vuelva a comisión.

Los diversos bloques cuestionaron que la gestión PRO se endeude para obras que no comenzarán este año, como el Metrobús o el llamado “nodo Retiro”. “Piden endeudar a la Ciudad cuando ni siquiera mandaron los proyectos de Metrobús a la Legislatura, tal como los obliga la ley. Eso demuestra que ellos usan esas obras como excusa para tener plata para hacer las obras que les garanticen la mayor visibilidad en la campaña de 2013”, indicó Gentili.

El macrismo, de todas formas, cuenta con que para estas votaciones se cumple la regla implícita que hay sobre la Ley de Presupuesto: la oposición no acompaña, pero tampoco la bloquea. La única excepción a la regla se dio en 2010, cuando el gobierno nacional también se quedó sin el Presupuesto 2011. En la Legislatura, en cambio, se demoró durante el verano y luego fue aprobado. Para concluir la sesión de mañana, se rumorea que habrá más de un faltazo que facilite las mayorías.

Compartir: 

Twitter
 

La Legislatura podría aprobar mañana la ampliación presupuestaria que solicitó Macri.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.