SOCIEDAD › DOS TESTIGOS IDENTIFICARON AL SEGUNDO DETENIDO DEL CASO DE CAÑUELAS

Un acusado con reconocimiento

En una rueda de reconocimiento, dos personas señalaron a Ignacio Chavero. Una aseguró que se trata del autor material del doble crimen y la otra dijo que lo había visto en una pensión de Cañuelas. El acusado había dicho que nunca estuvo en esa ciudad.

 Por Carlos Rodríguez

Ignacio “Luli” Chavero, el segundo de los detenidos en relación con el homicidio de los hermanos Marcelo y Leonardo Massa, ocurrido en Cañuelas, fue identificado en rueda de personas por dos testigos como el autor material del doble crimen, confirmaron fuentes judiciales consultadas por Página/12. Un tercer testigo, que había visto al atacante de espaldas primero y luego de perfil, no reconoció a Chavero. Uno de los testigos que lo identificaron era el mismo que ayudó a confeccionar el identikit del sospechoso y que ya lo había señalado en forma positiva luego de observar una fotografía. La otra persona que reconoció a Luli es alguien que afirma haberlo visto en una pensión de Cañuelas. De ser tomada por cierta la manifestación, esto daría por tierra con los dichos de Chavero en el sentido de que no conocía Cañuelas porque “nunca había estado en esa ciudad”, recordaron las fuentes.

En cuanto al primer detenido, Fernando Marconi, quien había herido de bala a uno de los hermanos Massa en un episodio de robo ocurrido en 2004, sigue siendo sospechoso como autor intelectual del hecho y como la persona que conducía la moto con la que los dos atacantes llegaron al supermercado Doña Rosa, propiedad de los hermanos Massa, escenario del doble asesinato. Los dos detenidos tienen sobre sí la misma imputación: ser coautores de un “doble homicidio calificado en concurso real con portación de arma de guerra”.

Además de los reconocimientos en rueda de personas, hay elementos secuestrados por orden del fiscal de la causa, Rodolfo Robatto, que indicarían, como ya se había anticipado, que los imputados habrían quemado una zapatilla y una campera utilizadas en la tarde-noche del domingo pasado, cuando ocurrió el hecho. Se trata de una zapatilla New Balance número 42 que quedó olvidada en la escena del crimen y que se correspondería con la encontrada en uno de los seis allanamientos que permitieron primero la detención de Marconi y luego la de Chavero.

El principal testigo que tiene el caso, el que identificó a Chavero como la persona que gatilló su arma contra los hermanos Massa, sufrió un desmayo después de finalizado el trámite judicial que se hizo ayer en la fiscalía descentralizada de Cañuelas. “Es una persona que está sufriendo una enorme presión y que llegó a decir que tiene miedo de que le pase lo mismo que a Marcelo Massa.”

En 2004, luego de ser herido en un robo protagonizado por Marconi, el comerciante Marcelo Massa reconoció a su agresor y éste fue condenado. Marconi amenazó con vengarse y la hipótesis central de los investigadores es que todo indica que el domingo pasado, meses después de quedar en libertad, habría cumplido con esa advertencia.

El otro testigo que identificó a Chavero dijo que lo vio en una pensión de Cañuelas, lo que haría caer la coartada presentada ante la Justicia por el detenido, en el sentido de que nunca estuvo en la ciudad donde ocurrió el hecho y que, en el momento del doble crimen, estaba en La Plata con unos amigos. En fuentes allegadas a la familia Massa, se afirma que habría más personas que vieron juntos a Marconi y a Chavero, en los días previos e incluso el mismo domingo del doble crimen, montados en la moto Honda propiedad del primero de ellos.

El abogado Rubén Carrazzone, defensor de Marconi, anticipó que va a recusar al fiscal Robatto, para que se lo aparte de la causa. La decisión se debe a que el titular del ministerio público le negó ayer la posibilidad de presenciar el reconocimiento en rueda de personas. “Es verdad que a mi cliente no lo iban a someter al reconocimiento en rueda, pero como defensor de uno de los imputados soy parte en la causa y tengo derecho a controlar toda la prueba. El fiscal Robatto me dijo que no me permitía estar en la diligencia y no tengo otra alternativa que recusarlo”, aseguró el defensor.

Tanto Chavero como Marconi se declararon inocentes ante el fiscal Robatto y el juez de la causa, Guillermo Atencio. Los dos imputados tienen antecedentes por robos y otros delitos, a la vez que se los señala como grandes amigos. El juez Atencio afirma que la hipótesis del robo habría sido descartada por completo. Esto significa que se ratificaría la impresión inicial de que fue una venganza contra Marcelo Massa que también se extendió a su hermano Leonardo.

Compartir: 

Twitter
 

Ignacio “Luli” Chavero se había declarado inocente, pero ahora quedó más comprometido.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.