SOCIEDAD › ANTECEDENTES VIOLENTOS DE UN FEMICIDA

“Ella no quiso escuchar”

La autopsia determinó que Rosa Bustos, la mujer asesinada por su ex pareja en la ciudad de Lincoln, recibió 19 puntazos en distintas partes del cuerpo y habría intentado defenderse del ataque de Miguel Angel López, el femicida que luego apareció ahorcado. También su hija de 10 años, Evelyn Sarmiento, procuró evitar los puntazos con sus brazos, pero recibió unas seis heridas cortopunzantes “en la región cérvico facial anterior y posterior” y en los “miembros superiores”. Los análisis llegados al fiscal Carlos Colimedaglia también ratificaron que el arma homicida fue el cuchillo hallado en la cintura del cadáver de López. Durante el día de ayer, tanto la hermana de la mujer como una ex pareja de López insistieron en que se trató de un femicidio anunciado. “Siempre le dijimos y no quiso escuchar”, explicó Leticia Bustos, quien recordó que López no respetaba órdenes judiciales de alejamiento, había sido violento con parejas anteriores y la amenazaba cada vez que la veía por la calle. “Sabíamos que era una mala persona.”

Ayer, fuentes judiciales informaron que la autopsia practicada al cadáver de Bustos en el Instituto de Investigación Criminal y Ciencias Forenses Norte de Junín determinó “la existencia de múltiples lesiones (con un total de 19) de características vitales a predominio cortante y punzo cortante”. En cuanto al femicida, los forenses establecieron que el cuerpo de Miguel Angel López presentaba un “surco de ahorcamiento compatible con maniobra suicida”.

Los asesinatos de Bustos y la pequeña Evelyn no fueron hechos sorpresivos, sino que contaban con antecedentes bien conocidos por los allegados al asesino y su víctima. Leticia, hermana de Bustos, contó que intentó advertir a Rosa sobre lo violento que era López, pero que “cuando uno se enamora no escucha razones. Siempre le dijimos y ella no quiso escuchar”.

Leticia Bustos fue, también, quien vio por última vez con vida a Evelyn, cuando la niña, ya gravemente herida, corrió hasta su casa para pedirle ayuda. “No pude hacer nada para tenerla conmigo, se murió en mis brazos, no pude salvarla”, dijo.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared