SOCIEDAD › DOCENTES DENUNCIAN DESPIDOS EN UN PROGRAMA RECREATIVO EN PLAZAS Y PARQUES

No están activas ni saludables

El gremio UTE-Ctera alertó sobre el despido de 92 trabajadores empleados en programas de la Subsecretaría de Deportes. En el gobierno porteño desmienten las cesantías: dicen que los docentes serán reubicados.

La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-Ctera) denunció el despido de 92 trabajadores contratados por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para los programas Plazas Activas y Corredores Saludables y pidió una reunión con las autoridades para resolver el conflicto. “Me avisaron por teléfono que me iba a quedar sin trabajo”, contó Andrea Bellucci, durante la conferencia de prensa realizada ayer por la mañana en la puerta de la Jefatura de Gobierno porteño. El subsecretario de Deportes porteño, Francisco Irarrazábal, de quien depende el programa, aseguró a Página/12 que “ninguno de los docentes se quedó sin trabajo”, aunque admitió que se cancelaron las actividades en algunas plazas porque la demanda era escasa, pero que al personal que trabajaba en los programas que se cerraron le ofrecieron “alternativas que sólo tres rechazaron”. En caso de que no concedan las reuniones, UTE acudirá a la Justicia y a la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.

Los programas afectados se desarrollan en plazas y parques de la ciudad, con actividades deportivas recreativas para personas de distintas edades. Ernesto Buardelli, delegado de los docentes afectados, contó a este diario que la situación se dio a conocer a mediados de diciembre: “Los programas están divididos en cuatro zonas y cada una cuenta con un coordinador. Según la zona fue la manera en que llegó la notificación de que los contratos se terminaban. A algunos les avisaron personalmente, pero a otros por teléfono, mail o por mensaje de texto”, tal como comentó Bellucci ayer por la mañana. La mayoría de los trabajadores en esta situación forman parte de los programas desde 2009.

Según denuncian los trabajadores, durante el período de vacaciones, enero y febrero, se trabaja “sin cobrar hasta marzo: eso siempre pasó”, reclamó Buardelli. Irarrazábal manifestó que “todos van a ser recontratados: algunos desde el 1º de enero, otros desde el 1º de febrero y otros desde marzo, como se hizo siempre”, aunque no especificó cuál sería el criterio ni las condiciones para realizar esa división.

Asimismo, el funcionario sostiene que “no es cierto” el planteo que hizo UTE: “De los 92, 70 se tomaron las vacaciones. Y de los 22 que quedaron, 18 fueron reubicados en las plazas en las que siguen los programas, en colonias o en las playas. Sólo tres no aceptaron ninguna propuesta y dicen que quieren estar en sus plazas”.

La razón que adujo el funcionario para el cierre del programa en algunos lugares –que no especificó– fue que lo que le corresponde “como Estado es garantizar que las cosas sean eficaces y no se le puede estar pagando a un profesor por cinco o seis personas en una plaza”. Según el gremio, el argumento se contrapone con lo expuesto en la página web de la Subsecretaría de Deportes: “Las actividades son para el ciudadano una opción de entretenimiento y bienestar psicofísico (...) con el fin de lograr una mejor calidad de vida y mejoramiento integral de la salud”. “Las clases son para personas que no tiene otra forma de acceder, porque no pueden pagar un gimnasio”, reclamó Ana Ríos, secretaria general de UTE.

La dirigente gremial señaló que el reclamo del gremio es que todos los trabajadores “sean incorporados como docentes dentro de una planta estable (otros 480 docentes ya están en planta orgánica remunerativa, como administrativos) y cobren de esa manera, como se pauta en los acuerdos paritarios”, ya que el tipo de contratación actual “es precarizada”. Además denunció que entre mayo y julio hubo una reducción del salario de 1920 pesos a 1587. También señaló que los vecinos afectados son los que asistían a las plazas Matheu, en Barracas, y Angel Gris, en Flores y en los parques de los Patricios y Pereyra.

Soledad, una profesora que cursa el séptimo mes de embarazo, trabajaba en la plaza Ciudad de Banff, en Versalles. “Me dijeron que en marzo van a volver a contratar a algunos profesores, pero yo entro en licencia (por maternidad) en febrero”, detalló la docente, a quien también por su estado “unos días más tarde” le ofrecieron “seguir como profesora en una colonia”, pero sin aclararle cuánto va a cobrar. Según informó Buardelli algunas de las mujeres embarazadas recibieron llamados desde las oficinas de gobierno ayer por la tarde luego de dar a conocer la denuncia, pero estarían definiendo su situación.

“Queremos decirle a Mauricio Macri (jefe de Gobierno) que así como no pudo cerrar cursos y grados de las escuelas primarias, no va a poder cerrar estos programas donde se mejora la calidad de vida y donde se brinda salud”, dijo Eduardo López, titular de UTE.

Compartir: 

Twitter
 

Gremialistas de UTE-Ctera y algunos de los docentes afectados, en la puerta de Jefatura de Gobierno.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.