SOCIEDAD › DEBIERON RESCATAR A 87 PERSONAS

Aludes en Mendoza

En Mendoza, por un temporal de lluvia y barro que generó cerca de veinte aludes sobre la ruta nacional número 7, a la altura de Uspallata, hasta anoche 87 personas –24 de ellas menores de edad– fueron rescatadas en distintas zonas de alta montaña con heridas leves y crisis nerviosas. Por el temporal, anoche el paso internacional Cristo Redentor se encontraba intransitable y las autoridades estimaron que permanecería así al menos tres días más, hasta que fuera posible despejar el barro acumulado del camino.

De los 63 adultos y 24 niños que fueron atendidos en el Hospital Chrabalovsky, de Uspallata, “ninguno sufrió consecuencias graves”, aseguró la directora del lugar, Isabel de Peralta. La médica detalló que sólo se observaron “golpes, magulladuras, enfriamiento, subas de presión en algunas personas de edad avanzada y la lógica angustia y estado nervioso por los difíciles momentos vividos” durante el temporal.

En la noche del jueves y la madrugada de ayer, lluvias torrenciales provocaron una veintena de aludes entre las localidades de Quebrada Seca y Polvaredas, sobre la ruta nacional número 7, en Uspallata, camino a la frontera con Chile. Las tareas de rescate se hicieron en un operativo conjunto con helicópteros de la policía y del cerro Aconcagua, además de personal de la Patrulla de Rescate, Bomberos, Gendarmería Nacional y del Ejército.

La gran mayoría de los rescatados eran turistas de otras provincias, como Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Neuquén y La Pampa, que se encontraban en tránsito hacia y desde Chile. Los mendocinos damnificados, informaron fuentes de la gobernación, fueron minoría. La médica Peralta explicó que “la acción de los helicópteros y las brigadas de rescate permitieron el traslado a gran velocidad de las personas que quedaron bloqueadas por los aludes en la ruta cordillerana”.

Desde el lugar donde se registraron los aludes, el gobernador mendocino, Francisco Pérez, agradeció a todos los funcionarios que lo acompañaron y también “a Dios” porque no hubo víctimas fatales ni lesionados. Ayer en la tarde, los rescatistas aseguraron que “no hay más personas aisladas”.

Por su parte, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable informó que como consecuencia de las condiciones climáticas reinantes en la zona de alta montaña, “se han suspendido las actividades náuticas, deportivas y recreativas en el río Mendoza y embalse de Potrerillos”. En la zona, además se interrumpió la provisión de agua potable.

Las tareas de reconstrucción son compartidas por Defensa Civil, los municipios afectados y la Dirección de Hidráulica provincial. Para este fin de semana, el Servicio Meteorológico pronosticó condiciones climáticas adversas.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.