DEPORTES › EL DIEZ ACORDO SU REGRESO A BOCA Y TERMINO EL CULEBRON DEL VERANO

Al final Riquelme está feliz

El presidente Angelici tuvo un día agitado: primero se reunió con Bianchi, luego con el crack, después con la CD y, finalmente, hizo el anuncio oficial ante la prensa. El enganche volverá a entrenarse el próximo lunes, a las 7.30, en Casa Amarilla.

 Por Facundo Martínez

Desde aquella final de Copa Libertadores que Boca perdió frente al Corinthians, en la que Daniel Angelici había disparado su mirada fulminante ante un Román Riquelme de piedra, corrió mucha agua bajo el puente. Idas y vueltas, broncas, pases de facturas, palabras filosas y desestabilizantes, la renovación trunca de Julio Falcioni, el intensivo pedido de regreso de los hinchas y la posterior de-silusión ante la negativa del ídolo incluso cuando todo indicaba que volvía de la mano de Carlos Bianchi. Otra tanda de entredichos, las críticas a sus ex compañeros, más enojo dirigencial, algunos hinchas también enojados, la voz en contrario de Mauricio Macri y, finalmente, el llamado del volante al Virrey para pedirle un lugar en el equipo, la posterior reunión con el presidente de Boca y el anuncio de éste, que le puso fin al culebrón al confirmar el regreso del crack al primer equipo.

“Se decidió su reincorporación por unanimidad. El jugador demostró que tiene ganas de volver a entrenarse y ser parte de este plantel, por lo que se presentará el lunes a las 7.30 en Casa Amarilla para cumplir con el contrato que sigue vigente”, informó Angelici, tras un largo día de reuniones y pacificación. “En la charla encontré a un hincha de Boca. Era fuerte su decisión de no seguir, pero después de haber visto el superclásico tuvo ganas de volver para ayudar”, agregó el dirigente ante la prensa.

No hubo finalmente cambios sustanciales en el contrato de Riquelme. Salvo unos pequeños detalles, como el pedido de que realice una minipretemporada para ponerse a la par de sus compañeros y la decisión de que el jugador recién volverá a cobrar su sueldo a partir del próximo primero de marzo. “La gran duda que tenemos se debe a los siete meses que estuvo parado y a que no hizo pretemporada, pero creo en su palabra porque los dos decimos las cosas que nos gustan y las que no nos gustan: el día que no esté para jugar, va a ser él quien agarre el bolso y dé media vuelta”, explicitó el dirigente, quien admitió que fue el pedido de Bianchi el que terminó de allanarle el camino al ídolo.

Por la mañana, el Virrey, que hoy regresará al banco de suplentes de Boca tras casi nueve años de ausencia, se había mostrado cauteloso y había mostrado su firmeza con respecto a las condiciones de arribo del jugador. “Al equipo no lo salva ningún jugador”, advirtió Bianchi en conferencia de prensa. Y, respecto de la condición física del volante, fue terminante: “Si hubiera venido con nosotros a la pretemporada, estaría mejor de lo que está hoy”.

Compartir: 

Twitter
 

Daniel Angelici, presidente de Boca, antes de comunicar a la prensa el regreso de Riquelme.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.