SOCIEDAD › LO MATARON A GOLPES Y LE INVENTARON UNA CAUSA

Un policía detenido por homicidio

La Justicia detuvo ayer a un policía de la Comisaría 3ª de Mar del Plata, acusado de golpear a un hombre que fue llevado a esa seccional, donde falleció. En tanto, el comisario y otros seis efectivos fueron desafectados de la fuerza. Los policías habrían armado una causa contra la víctima, acusándolo de un robo, en represalia porque el hombre había frustrado un asalto en su propia casa, en el que participaban dos chicos presuntamente protegidos por la policía.

Alejandro Sosa murió el lunes 11 de este mes en la seccional marplatense luego de haber recibido una brutal golpiza por parte de un efectivo. El abogado de la familia, César Sivo, confirmó a Página/12 que el policía Carlos Córdoba fue arrestado el viernes, acusado de homicidio. A su vez, el comisario Guillermo Daniel Reginati, jefe de la seccional, y otros seis uniformados fueron desafectados de la Bonaerense por orden de la Auditoría de Asuntos internos de esa fuerza. Los siete policías fueron acusados de negligencia por omisión e incumplimiento de sus deberes.

Ese lunes, Sosa había reconocido en la calle a dos presuntos ladrones que habrían ingresado días atrás a robar a su casa, ubicada en José Martí al 1700. En ese momento, y tras haberlos identificado, Sosa se acercó para advertirles que si los volvía a ver en su casa les iba a pegar un tiro. Junto a ellos se encontraba Córdoba, vestido de civil, quien amenazó a Sosa con un arma de fuego. Siempre según la versión de la familia de la víctima, Sosa se asustó y comenzó a correr en dirección a su casa mientras era perseguido por el policía, que disparó al menos cuatro veces sin impactarlo. El hombre logró entrar en su vivienda y cerrar la puerta, pero su perseguidor la rompió a patadas e irrumpió en el lugar acompañado por los presuntos ladrones. En un parque interno de la casa, atrapó a Sosa, le ató las manos a la espalda con un precinto de plástico y, ante la mirada de su madre, su hermano y sus dos hijos, de 19 y 20 años, comenzó a golpearlo en el suelo.

Según denunció la familia, la víctima, de 46 años, fue cargada totalmente ensangrentada en un patrullero que pidió Córdoba. Cerca de las 15, Sosa fue ingresado en la Comisaría 3ª, donde permaneció agonizante sin recibir asistencia médica alguna, y finalmente, según la autopsia, murió en la dependencia policial, antes ser llevado al Hospital Interzonal de Mar del Plata, donde lo recibieron a las 18.30. El médico que lo asistió declaró que, cuando llegó, Sosa llevaba por lo menos dos horas muerto.

“Se determinó que la víctima tenía fracturas de costillas que le perforaron el hígado y un pulmón, entre otros golpes que le provocaron la muerte y que recién lo llevaron al hospital una o dos horas después de haber fallecido”, relató el abogado Sivo. El letrado añadió que los parientes de la víctima tienen, desde el domingo, custodia policial las 24 horas en su domicilio por orden del juzgado, ya que recibieron amenazas de muerte. El hermano de la víctima, Emiliano Sosa, afirmó que durante la madrugada del domingo escuchó los gritos de un hombre que desde la puerta de su casa lo amenazaba: “Te metiste con la policía, vamos a matar a toda tu familia”. Minutos antes, había escuchado también que alguien intentaba abrir la puerta forzando el picaporte.

“Detrás de todo esto hay una enorme red de encubrimiento, falsificaciones y conexiones de policías con grupos delictivos –advirtió Sivo–. Tenemos dos líneas de trabajo; por un lado, la vinculación de policías y delincuentes, y por otro, la conexión entre la misma policía que falsificó documentos para imputar a la víctima por el robo de una moto y después lo dejó tirado y agonizando.”

Informe: Nicolás Andrada.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.