SOCIEDAD

Secuestrado por un apriete

Uno de los empresarios que el domingo fue secuestrado en Tigre y el lunes liberado en Moreno reconoció ante la policía que fue víctima de un ajuste de cuentas de presuntos narcos colombianos vinculados con la banda desbaratada en el operativo Luis XV, que le reclamaron una deuda de entre 400 y 600 mil dólares. El empresario, quien quedó “con el rostro prácticamente desfigurado”, ya que fue sometido a una brutal paliza en la casaquinta donde estuvo cautivo con su cuñado, les dijo a los investigadores que la deuda que tiene con los colombianos fue el móvil del secuestro y que su cuñado no tiene ninguna relación con el apriete y fue una segunda víctima ocasional porque estaba con él al momento de la captura.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.