EL PAíS › ALIANZA NACIONAL ENTRE LA COALICIóN CíVICA Y LIBRES DEL SUR

Un acuerdo para la discordia

Los dirigentes de esos espacios hablaron de incorporar también a la UCR. Descartaron, en cambio, incorporar a Elisa Carrió y a Pino Solanas como candidatos porteños. Los socios de Libres del Sur en el FAP no comparten la jugada y quieren sumar a Proyecto Sur.

 Por Miguel Jorquera

La Coalición Cívica y Libres del Sur sellaron ayer un acuerdo a nivel nacional con el objetivo de “materializar la gran unidad de las fuerzas progresistas y democráticas” para construir una alternativa al kirchnerismo y al macrismo en las parlamentarias de octubre. Los principales dirigentes de ambos partidos, Pablo Javkin (CC-ARI) y Humberto Tumini (LdS), coincidieron en que ese frente electoral debe incluir a la UCR, al tiempo que desecharon las candidaturas porteñas de Fernando “Pino” Solanas y de la propia fundadora de la CC, Elisa Carrió, a los que consideraron “parte del pasado”. Aunque tampoco descartaron dirimir con ellos las candidaturas para la Ciudad en internas abiertas. La decisión recalentó la disputa porteña del FAP, donde los otros socios (PS, GEN y UP) no comparten la propuesta de Libres del Sur y quieren un acuerdo con Proyecto Sur, mientras que las posibles incorporaciones de la UCR, Carrió y los díscolos de Lilita provocan resistencia y divide opiniones dentro del frente electoral.

“No estamos de acuerdo con las candidaturas de Carrió y Solanas. Presentaremos una lista que exprese el futuro y no vemos que ellos expresen eso sino el pasado”, resaltó Tumini durante la rueda de prensa convocada en un bar porteño donde se presentó el documento de ocho puntos del acuerdo nacional entre la CC y LdS. Luego convocó a una “amplia unidad política en dirección a conformar expresiones que rechacen una reforma constitucional”. “Si le sacamos dos senadores al Frente para la Victoria se termina su intención de reforma electoralista”, señaló entusiasmado el diputado de la CC Alfonso Prat Gay, que junto a su colega Victoria Donda respaldaron la rúbrica del acuerdo entre sus respectivos partidos.

“El país está viviendo un momento crucial porque está en juego el respeto por la Constitución y luchar por un país federal”, sumó Javkin y sostuvo que “hay que enriquecerse en la diversidad y continuar conversando con otras fuerzas y el FAP”. “No queremos repetir el error de ir solos”, remarcó el máximo dirigente de la CC tomando distancia de Carrió y de la decisión que tomó en 2011 cuando Lilita obtuvo una dura derrota electoral. “Hay que abandonar el sectarismo y trabajar por la unidad”, planteó Donda –que no descarta su candidatura a senadora por la Ciudad– y señaló que “en caso de no existir acuerdos, iremos a internas”.

Tumini fue el principal articulador del acuerdo en el que ambas fuerzas vienen trabajando desde hace seis meses y que incluyó en la mesa de discusión al sector porteño de la UCR que encabeza el jefe del bloque del radicalismo en la Cámara de Diputados, Ricardo Gil Lavedra. El líder de Libres del Sur fogonea así la ampliación del FAP en un frente opositor al macrismo y al kirchnerismo en territorio porteño. “La UCR y este sector de la CC son parte del Frente Progresista en Santa Fe, el modelo de gobierno que exhibió el FAP y todas las fuerzas que lo integran en la campaña electoral de 2011”, afirmó Tumnini a Página/12 y en respuesta a los sectores que dentro del FAP cuestionan su estrategia.

En Libres del Sur se entusiasman con la idea de incorporar a Gil Lavedra al frente. Consideran que ante los sectores radicales que promueven un acuerdo con el PRO y los que insisten en ir solos con la Lista 3 a las elecciones, la mejor posibilidad que le queda a la UCR es confluir en un frente alternativo en la Ciudad. Aunque el acuerdo que sellaron con la CC a nivel nacional no tiene el mismo consenso a nivel porteño, donde –salvo Prat Gay y la senadora María Eugenia Estenssoro– la mayoría del partido respaldó a Lilita y su acuerdo con Solanas.

En el resto del FAP prima la idea de sumar a Solanas a la alianza porteña. En esto coinciden el socialismo, el GEN y la Unidad Popular, pero las opiniones se dividen a la hora de analizar un acuerdo con el radicalismo, con Carrió o el sector disidente de la CC. Incluso dialogan con los sectores que dentro de Proyecto Sur son más proclives a acordar con el FAP que en respaldar la alianza que Pino pactó con Carrió.

El principal referente porteño de UP, Claudio Lozano, encabeza dentro del FAP la resistencia a la propuesta de Tumini. “Queremos ampliar la base del acuerdo, pero no armar un frente opositor y repetir experiencias fracasadas del pasado”, señaló Lozano a este diario. “Con todos los integrantes actuales del FAP, el apoyo de Binner y si se suma Proyecto Sur, se puede vencer al macrismo y al kirchnerismo en la Ciudad. Pero si sumamos sectores conservadores a un frente opositor se desdibuja el perfil progresista del FAP como alternativa a los dos oficialismos”, insistió. Ahora que comenzó a correr el reloj para el armado de alianzas electorales para las legislativas de este año, las distintas propuestas que surgen dentro del FAP recalentaron la interna que amenaza hasta con la ruptura del frente electoral de centroizquierda, al menos en la Ciudad.

Compartir: 

Twitter
 

Pablo Javkin, Alfonso Prat Gay, Victoria Donda y Humberto Tumini al momento de sellar el acuerdo.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.