SOCIEDAD › APARECIERON MANCHAS DE SANGRE EN EL AUTO DE JOSE LLUGDAR

Una causa que se muerde la cola

Esos rastros debilitan la hipótesis de que en el doble crimen participó gente del poder. Y llevan el caso al primer acusado. Llugdar también habría recibido un misterioso llamado de Leyla.

 Por Alejandra Dandan

”Cuando en la primaria me preguntaban a qué se dedican mis padres, me daba vergüenza, en serio le digo, me ponía colorado.” Para esa época, los padres de José Patricio Llugdar eran carniceros. Así lo escribió en su libro, un diario personal secuestrado por la policía cuatro días después de que aparecieran los cuerpos de La Dársena. Ahora el juzgado del crimen de La Banda volvió a poner la mira sobre él. Ayer se peritó su auto, un Senda bordó con vidrios polarizados semejante al observado por una testigo en el ingreso a La Dársena cuando encontró los cuerpos. En la inspección, los peritos recogieron muestras de tapizado del asiento trasero que estaba manchado. Una reacción química determinó que era sangre. Llugdar fue el primer detenido y procesado de una investigación cuestionada por irregularidades que derivó en el juicio político del juez Mario Castillo Solá. Todo aquel proceso está sospechado de encubrimiento. Ahora que todas las lupas vuelven a ponerse sobre Llugdar, la causa corre el peligro de cerrarse sobre él y olvidar las fiestas, la participación de los hijos del poder y del poder mismo en la trama que terminó con la muerte de Leyla Bshier Nazar. ¿Quién es José Patricio Llugdar? ¿Por qué la investigación vuelve a cerrarse ahí? ¿Su procesamiento le sirve a alguien?
Patricio José Llugdar existe en la causa antes de que existan las muertes. Su nombre comenzó a sobrevolar los pasillos de los tribunales de La Banda el 3 de febrero, después de la desaparición de Leyla Bshier Nazar pero cuando Patricia Villalba aún estaba viva. Desde ese momento, su sentencia parecía cerrada. El juzgado lo convocó cuando una amiga de Leyla lo puso entre los sospechosos. Y en su primera declaración, ante el comisario de la D-6, Patricio Llugdar admitió que habló con Leyla el 16 de enero. “Entre las 22 y 24 horas recibe una llamada por parte de la Nazar -se lee en el expediente–, quien le dice que lo pasará a buscar para que salieran”. En ese momento, Leyla le propuso un encuentro en “Calle Absalón Rojas y Santa Cruz y es así –dice la causa– que siendo la 1.30 ya del viernes 17 se trasladan hacia ese lugar y salen en su auto”.
De acuerdo a esa declaración, Llugdar se trasformó a partir de ese momento en la última persona que estuvo con Leyla. Pero la chica ya estaba perdida desde antes, desde la noche anterior, el 16 de enero, cuando comienza la otra historia: la de su desaparición contada hasta ahora por Cristina Juárez, aquella amiga de Leyla que la alojó en su casa durante su estadía en Santiago del Estero, con la que compartía las salidas a los hoteles y a Saravah, y con quien se había metido en el mundo de la prostitución y en el de las fiestas de los llamados hijos y los hombres del poder. En aquel relato, Cristina cuenta que Leyla estuvo con ella durante todo el miércoles 15 y hasta la madrugada del 16. Que pasaron las últimas horas en el hotel Palace con dos clientes. Y que esa noche habrían salido juntas del Palace en remise hacia la casa de Cristina. En ese momento, Leyla habría optado por seguir de largo hasta Saravah y en ese momento la habría perdido.
Todo esto forma parte de la causa. Si la secuencia fuese cierta, la lectura final indicaría en principio que Leyla siguió con vida durante todo el jueves 16, que no dio señales de vida y que la madrugada del viernes 17 aún estaba viva y se encontró con Llugdar. Pero esta es una de las trampas que tiene el expediente y tal vez, la raíz del encubrimiento y de las sospechas que se fueron tejiendo sobre Cristina Juárez y sobre los policías que hicieron la instrucción. Si Llugdar estuvo con Leyla el 17 y no durante la madrugada del 16, se cae la pista de la investigación que conecta su muerte con Saravah, el último lugar donde varios testigos la vieron con vida. Pero además podría caerse la hipótesis de la fiesta y delentorno de los hijos del poder: con la hipótesis del encuentro del día 17, Llugdar terminaría como el único hombre que estuvo con Leyla y por lo tanto el posible único asesino.
Quien podría echar luz sobre este punto ahora es nuevamente Cristina Juárez. La mujer será nuevamente convocada por el juzgado durante los próximos días. Los investigadores siguen creyendo que sabe más de lo que dice o dijo sobre la madrugada del 16. De acuerdo al cúmulo de pruebas reunidas hasta ahora, todavía no existen precisiones sobre la existencia de una fiesta, sin embargo, quienes trabajan en esta línea sostienen que sí la hubo y que se hizo durante esa noche. Que en la fiesta podría haber estado Llugdar ¿entre los hijos del poder?, pero que además, y esto parece fundamental, que en esa fiesta Patricia Villalba conoció a Leyla. La fiesta habría sido el 16 porque –según el expediente–, Patricia Villalba no faltó de su casa el 17 sino el 16 a la madrugada.
Mas allá de estas especulaciones, lo cierto es que la línea “Llugdar sólo Llugdar” conecta las dos muertes. Llugdar estuvo con Leyla y, tal como lo dicen los testigos, también conocía a Patricia Villalba. Quienes alientan la conexión Llugdar sostienen que Patricia estuvo en la fiesta, que se fue y que tiempo después, recién el 4 de febrero cuando la televisión mostró por primera vez una fotografía de Leyla dándola por perdida, ella se dio cuenta de quién era la chica buscada como desaparecida. ¿Se sorprendió? ¿Le preguntó por ella a algún conocido? ¿Se lo preguntó a Llugdar? Aún no se sabe, pero la mataron un día después del aviso.

Compartir: 

Twitter
 

Los peritos y el juez Dardo Herrera en la inspección del Senda bordó de José Patricio Llugdar.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.