SOCIEDAD › HUMAHUACA, DECLARADA PATRIMONIO DEL MUNDO

Quebrada para la Humanidad

La Unesco declaró ayer a esa zona de Jujuy como Patrimonio de la Humanidad. Ahora podrá contar con asistencia internacional para su conservación, además de beneficios a nivel turístico.

La Quebrada de Humahuaca es ya un Patrimonio de la Humanidad. Así lo decidió ayer el comité ejecutivo de la Unesco, cuyos miembros consideraron en forma unánime que esta extensión de 155 kilómetros de longitud, ubicada en la provincia de Jujuy, tiene un “valor único y excepcional”, tanto a nivel cultural como natural, al punto de que merece ser protegida y preservada para el disfrute de las generaciones futuras. De esta forma, la Quebrada se convierte en el octavo sitio en la Argentina en alcanzar esta distinción aunque, a diferencia de sus predecesoras, que habían sido distinguidos por su valor natural o cultural, lo ha logrado por la suma de ambas categorías.
Habitada desde hace más de 10 mil años, la Quebrada de Humahuaca vio pasar por sus senderos a distintas civilizaciones que usaron sus estribaciones para comerciar y vincular la región de la Puna con los fértiles Valles Calchaquíes. Así, diaguitas, incas y españoles fueron dejando en los pucarás, postas e iglesias, los rastros de sus culturas. Conservados intactos, hoy son parte del capital cultural de una región que vive sus festividades y costumbres en medio de un paisaje bellísimo.
Desde siempre, este rincón de la Argentina que corre de norte a sur a la vera del río Grande, en la provincia de Jujuy, fue considerado por sus habitantes como un lugar especial. Pero ayer, este sentimiento local tomó peso mundial cuando el comité ejecutivo de la Unesco, tras considerarlo “un sistema patrimonial de características excepcionales”, lo declaró Patrimonio de la Humanidad, bajo la categoría de “Paisaje Cultural”.
“Con esta declaración hemos dado un paso trascendente para la puesta en valor de nuestro potencial turístico-cultural a nivel mundial”, afirmó el vicepresidente Daniel Scioli, desde París, ciudad en donde se realizó la asamblea anual de la Unesco. Allí estaba también la canciller chilena Soledad Alvear quien no dejaba de festejar la incorporación de la ciudad de Valparaíso a esta selecta lista.
Presentada en enero de 2002, la solicitud de inclusión de la Quebrada como Patrimonio de la Humanidad se fundamentó en la conjunción, en ese espacio geográfico, de un paisaje imponente con un importantísimo capital arqueológico y cultural acumulado a través de más de 10 mil años de historia. Allí, las poblaciones del valle construyeron los pucarás para defenderse de la invasión incaica, y fue también ahí “donde se libraron las más imponentes batallas entre realistas y patriotas en la lucha por la Independencia, por el control de un paso natural capaz de conectar el comercio entre el Alto Perú y los valles del Tucumán”, explicó el arquitecto Sebastián Pasin, integrante del equipo de la Secretaría de Cultura jujeña que presentó el proyecto ante la Unesco, con el aval de la Secretaría de Turismo de la Nación.
De esta historia han quedado marcas en la región, en sus edificios y en sus pobladores, como también de la simbiosis entre las costumbres ancestrales nativas, como el culto a la Pachamama, y el cristianismo, cuya expresión más acabada se produce en la celebración del Carnaval, cuando el pueblo sale a la calle en el tradicional desentierro del Diablo, símbolo de festejo tras la cosecha.
Ahora, la Quebrada podrá contar con la asistencia de especialistas internacionales para la conservación de sus tesoros, como así también con los beneficios a nivel turístico y de inversiones que conlleva ser parte de este selecto listado donde se incluyen, por ejemplo, maravillas como las Pirámides de Egipto o el Partenón ateniense. Por otro lado, también tendrá sus obligaciones, ya que la Argentina deberá presentar y poner en práctica un plan de manejo que custodie el valor universal y excepcional del lugar.
Además de la Quebrada de Humahuaca, siete son los sitios en la Argentina que ostentan el grado de Patrimonio de la Humanidad. En esa lista se encuentran Glaciar Perito Moreno, en Santa Cruz; la Península Valdés, en Chubut; el Parque Nacional Iguazú, de Misiones, y el Valle de la Luna, todos ellos como Patrimonios Naturales. En tanto, las Misiones Guaraníes, en Misiones; la Cueva de las Manos, en Santa Cruz, y el Camino de las Estancias Jesuíticas, en Córdoba, han sido consideradas como Patrimonio Cultural.

Compartir: 

Twitter
 

El Pucará de Tilcara, uno de los principales atractivos de la Quebrada de Humahuaca.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.