SOCIEDAD › CUARENTA VíCTIMAS DEL CHOQUE DE CASTELAR PIDIERON EL PROCESAMIENTO DE BENITO ROGGIO Y GABRIEL ROMERO

Piedra libre para los concesionarios

Roggio, de Metrovías, y Romero, de Ferrovías, a quienes se adjudicó la concesión del Sarmiento después de la tragedia de Once, fueron denunciados por 40 de las víctimas del choque de Castelar. Sindicalistas aseguran que el tren que chocó no estaba apto.

@

Los empresarios Aldo Benito Roggio, de Metrovías, y Gabriel Romero, de Ferrovías, actuales concesionarios del Sarmiento, fueron denunciados penalmente por alrededor de 40 víctimas del choque de trenes del jueves pasado en Castelar, que causó 3 muertos y 351 heridos. Los denunciantes presentaron su escrito en el juzgado federal de Luis Rodríguez, quien se encuentra al frente de las investigaciones por el siniestro. Además, delegados gremiales de los talleres del Sarmiento proveyeron a la investigación un informe con las denuncias que el gremio ferroviario realizó desde 2008 en el que constatan que el tren siniestrado Chapa 1 “no estaba apto”. Mientras, La Fraternidad cargó contra el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, de quien sostuvo que “intenta defender su gestión, aun a costa de irregularidades” (ver aparte).

Los denunciantes piden que la Justicia “analice si existe responsabilidad del ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo”, pero especialmente concentran su pedido en Romero y Roggio, responsables de Ugofe (Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia), la sociedad que administra el Sarmiento. “Romero y Roggio son los que tomaron el mando una vez que les quitan la concesión a los Cirigliano, el 26 de mayo del año pasado –sostuvo el letrado de los denunciantes, Gregorio Dalbón–. Evidentemente no les fue muy bien y van a tener que pagar con su responsabilidad, tal como lo está pagando Cirigliano, que va hacia juicio oral y seguramente hacia una condena”, por la tragedia de Once.

“No creo que Cirigliano pueda llegar a zafar de este debate oral, y ahora es el turno de Romero y de Roggio, que son lo mismo que era Cirigliano al momento del hecho (en relación con la tragedia de Once)”, aseguró el abogado. Por la tragedia de Once, que dejó 51 muertos y más de 700 heridos, se avanza hacia el juicio penal que llevará al banquillo a los concesionarios Claudio y Mario Cirigliano, más los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi, entre otros.

El domingo pasado, el maquinista Daniel López, que conducía la formación 3727 Chapa 1, que embistió a otro tren en Castelar, fue liberado, pero continúa imputado en la causa caratulada como “estrago doloso seguido de muerte”. El sábado, el mismo chofer declaró en el juzgado federal de Morón, donde aseguró que “la formación andaba perfectamente hasta los últimos minutos en que no funcionaron los frenos”.

La excarcelación de López se sumó a la liberación por falta de mérito de Raúl Ahumada, el conductor de la formación 3725 Chapa 19, que fue embestida desde atrás por el Chapa 1 en las inmediaciones de la estación Castelar. El choque produjo la muerte de tres personas y lesiones a otras 315.

El juez Rodríguez decidió que López quede imputado, pero sin prisión preventiva, porque no presenta peligro de entorpecimiento para la causa penal, no consideró que fuera a fugarse y también evaluó que no tuviera antecedentes penales.

Por otro lado, delegados del Sarmiento presentaron ante la fiscalía de Morón constancias de las denuncias que el gremio presentó desde 2008 sobre irregularidades en el funcionamiento del Chapa 1. Fuentes gremiales informaron a DyN que los sindicalistas aportaron pruebas de las presentaciones realizadas desde 2008 hasta días previos del accidente, que confirman que la formación siniestrada “no estaba apta” para circular. El informe fue entregado al fiscal Sebastián Basso, a cargo de la investigación, por el Pollo Sobrero y Edgardo Reynoso, delegados ferroviarios, además de técnicos de los talleres de Castelar.

Las denuncias habían sido elevadas en su momento ante la Unidad de Gestión Operativa Mitre Sarmiento (Ugoms) y la ex Trenes de Buenos Aires (TBA), y en ellas constatan que el tren “no estaba apto para circular desde un principio”. También acercaron informes de otras denuncias sobre el sistema de señalamiento que nunca concretó una licitación. Reynoso dijo que el objetivo de la presentación es responder a las acusaciones que inculpan al maquinista por el accidente. El Ministerio de Interior y Transporte, a cargo de Florencio Randazzo, difundió el sábado fotos de la cabina de conducción que muestran la palanca de tracción en posición de toda marcha y el freno desactivado. También entregó a la prensa el gráfico del sistema de GPS que muestra que “la velocidad siempre fue ascendente” desde la estación Morón, pese a que el maquinista debió frenar en tres oportunidades por señales de peligro, y que el Chapa 1 impactó a 62 kilómetros por hora contra el tren Chapa 19, que estaba detenido cerca de la estación de Castelar.

Compartir: 

Twitter
 

Cuarenta de las 354 víctimas del choque de trenes de Castelar presentaron una denuncia unificada ante el juez federal de Morón.
Imagen: Bernardino Avila
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.