SOCIEDAD › SECUESTRO EXPRESS AL FUTBOLISTA ALFREDO MORENO

Eludiendo el control policial

A pesar del receso del campeonato local, el delantero de Boca Alfredo Moreno fue otra vez protagonista. No por sus goles sino porque fue asaltado en la Boca por jóvenes que lo obligaron a dar vueltas en su auto durante una hora junto a su esposa. La Gendarmería se adjudicó ayer su liberación como el primer logro dentro del nuevo plan de prevención del delito en la provincia, pero Moreno y sus familiares lo negaron y dijeron que antes de que los delincuentes huyeran y los dejaran en Lanús, pasaron con el auto por dos puestos de control.
El lunes a las 20.15 Alfredo Moreno descendía de su automóvil Audi A3 junto a su esposa para ir a cenar a la casa de sus suegros en el barrio de la Boca. Dos platos de la mesa de la suegra quedaron vacíos porque antes de que terminaran de bajar del vehículo, cuatro jóvenes los apuntaron con un arma y los obligaron a subirse de nuevo.
Los seis entraron al auto y, según contó el jugador, los delincuentes lo reconocieron y le dijeron que condujera hacia el sur de la provincia. “Me robaron 3000 pesos, dinero y joyas”, afirmó Moreno y señaló que pasó por “dos o tres puestos de control, pero los asaltantes me pidieron que no haga luces”. Después, el delantero paró en un cajero automático y los asaltantes –que estaban drogados y tenían entre 14 y 18 años, según contó Moreno– obligaron a su esposa a sacar más dinero, pero ya se había excedido el límite de extracción de la cuenta.
Un vecino que había visto cuando Moreno era asaltado avisó a los suegros: “Primero llamé por handy a Alfredo, contestó algo que me hizo sospechar, después ya había apagado la radio y entonces avisé a la seccional 24. Fue un robo al voleo”, dijo a Página/12 el suegro del jugador, Lorenzo Maggiolo.
En la esquina de Honduras y Echagüe, en Lanús Oeste (a tres cuadras del cajero), los delincuentes se bajaron del Audi y huyeron con las llaves del auto. Desde allí, Moreno llamó a Maggiolo, quien llegó a las 21 junto a su hijo y sus hermanos.
Ayer el nuevo jefe de la Gendarmería Nacional, Eduardo González, dijo que su fuerza liberó a Moreno “de un secuestro extorsivo en Lanús” y recalcó el hecho como la acción más destacada de la Gendarmería en el primer día de patrullaje de las calles del Gran Buenos Aires, de acuerdo a lo que estableció el comité de crisis para la prevención del delito en la provincia. También el secretario nacional de Seguridad, Norberto Quantín, señaló que “participaron fuerzas de seguridad” en su liberación.
Sin embargo, Maggiolo contó que “ni la Policía ni la Gendarmería los liberaron” ya que él fue el primero que vio al delantero y a su hija (quienes viajaron ayer a Santiago del Estero). “A la media hora, después que nos abrazamos todos, salieron los vecinos y al rato cayó la Gendarmería que estaba patrullando la zona”, explicó.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.