SOCIEDAD › DOS HOMBRES QUEDAN DETENIDOS MIENTRAS SE INVESTIGA LA DENUNCIA POR VIOLENCIA DE GENERO

A prisión por maltratar a sus parejas

En dos casos, el juez Javier Ríos dictó la prisión preventiva en causas por golpes y amenazas. El magistrado tuvo en cuenta el “altísimo riesgo” que sufrían las mujeres. También siguió adelante con la investigación a pesar de que una de las víctimas retiró los cargos.

 Por Mariana Carbajal

Un técnico en electricidad y un ayudante de albañil fueron procesados con prisión preventiva por maltratar y golpear a sus parejas. La resolución fue dictada por el juez de Instrucción No 17 de la Capital Federal, Javier Ríos. En los dos casos se les imputan lesiones agravadas por haber sido cometidas contra su pareja, en un contexto de convivencia, y mediando violencia de género. No es frecuente que hombres acusados de ejercer violencia contra su pareja vayan presos mientras avanza la investigación judicial. En ambos procesos, el magistrado tuvo en cuenta los informes interdisciplinarios que realiza la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia, que evaluaron que una de las mujeres se encontraba en una situación de riesgo “altísimo” y la otra, “altísimo e inminente” de sufrir algún nuevo o más serio episodio de maltrato. El juez dispuso el “encarcelamiento” aun cuando la pena que eventualmente podría aplicarse no es de cumplimiento efectivo, al evaluar que los imputados podrían entorpecer la investigación dada la relación de convivencia y la posibilidad de ejercer coerción sobre las víctimas, situaciones que suelen darse en el marco de vínculos de pareja atravesados por la violencia machista.

“El juez consideró que así está protegiendo a las víctimas y a la investigación. A la vez está dando un mensaje a la sociedad: este tipo de delitos no son como cualquier otro, sino que están contenidos en tratados internacionales incorporados a la Constitución Nacional”, señaló Analía Monferrer, directora de la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte, al ser consultada por Página/12. “La tendencia histórica del fuero Penal era archivar este tipo de denuncias o minimizarlas. En los últimos años estamos observando un cambio notable en ese sentido. Inclusive, cuando las mujeres quieren retirar la denuncia, una característica propia de las víctimas de violencia de género, la Justicia sigue investigando en virtud de que el Estado se comprometió a sancionar este tipo de delitos a través de tratados internacionales”, agregó Monferrer.

En ambas resoluciones, el juez sostuvo que “el encarcelamiento del imputado se presenta como la única vía susceptible de evitar riesgo en la investigación”, en el marco de lo previsto por la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer, Convención Belem Do Para, e incorporado a nivel nacional por la Ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres en los Ambitos en que se desarrollen Relaciones Interpersonales”.

Las dos mujeres venían sufriendo episodios de violencia hacía tiempo, tanto física como psicológica, pero los minimizaban y tenían un bajo registro del riesgo al que estaban expuestas, como suele ocurrir en víctimas de maltrato en la pareja, según surge de los informes interdisciplinarios realizados por la OVD.

En uno de los casos, la mujer denunció en la OVD una serie de hechos de violencia que se suscitaron cuando decidió finalizar la relación. Dijo que fue atada por su pareja, un ayudante de albañil, a la cama, con sogas durante media hora para que no se fuera de la casa. Y al mismo tiempo la amenazó de muerte exhibiéndole un cuchillo. En otra ocasión, en que ella estaba con unos amigos en su casa, él se presentó y la golpeó. Otro día le dijo: “Te voy a matar. Volvé conmigo o vas a ver lo que te pasa”. Y en otra oportunidad, también le propinó golpes y la amenazó a punta de cuchillo para que regresara con él. En la OVD se constataron las lesiones que tenía en el cuerpo, coincidentes con los golpes que dijo haber recibido por parte de su pareja.

Sin embargo, cuando el hombre quedó detenido, ella se presentó en el juzgado y en la OVD para retirar la denuncia, una conducta que suelen tener mujeres víctimas de parejas violentas. El juzgado decidió seguir adelante la investigación de los hechos y dictó el procesamiento con prisión preventiva por los delitos de privación ilegítima de la libertad agravada por haber sido cometida con violencia en concurso ideal con amenazas agravadas por haber sido cometidas con un arma, lesiones leves agravadas por haber sido cometidas contra su pareja y mediando violencia de género.

En el otro caso, la mujer denunció que el 26 de octubre de 2013, cerca de la 1.30, fue a buscar a su esposo a un local de pool, que se encuentra pegado a su casa. El hombre, técnico en electricidad, estaba bebiendo y jugando. Según denunció en la OVD, él la sacó de los pelos al patio del bar y ahí le apretó el cuello con una mano mientras la golpeaba con la otra en la cara; y la tomó de los brazos y de los pelos y la llevó hasta la casa en la que convivían. La pareja tiene un hijo. Como consecuencia de los golpes, la mujer sufrió la fractura del tabique nasal. También contó que él le dijo que no fuera al hospital porque no era grave. La mujer demoró 20 horas en ir a atenderse. En una actitud típica de un hombre violento, él la acusó a ella de haberlo provocado y de ser la culpable de la situación. Para preservarse, la mujer debió irse del hogar a la casa de sus padres. También en este caso, el magistrado procesó con prisión preventiva al imputado.

Compartir: 

Twitter
 

El juez Javier Ríos es el mismo que investiga la muerte de la adolescente Angeles Rawson.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.