ECONOMíA › LA COMISION DE VALORES AJUSTA LA LEY DE MERCADO DE CAPITALES PARA EVITAR RESISTENCIAS

Una ley con correcciones y mucha discusión

Después de un año de su aprobación, la norma que termina con la autorregulación del mercado e incentiva las inversiones minoristas en la Bolsa sigue generando la resistencia del establishment financiero. La CNV practica cambios para su implementación.

 Por Cristian Carrillo

Con el objetivo de evitar la judicialización en la aplicación de la nueva Ley de Mercado de Capitales, el directorio de la Comisión Nacional de Valores (CNV) aprobará este lunes una serie de modificaciones que permitan flexibilizar algunos criterios de la norma. Los cambios se focalizarán en extender los tiempos de adecuación a la norma en materia de mínimos requisitos de liquidez, grado de independencia de los directivos de mercados y Bolsas, exención de algunos requisitos para agentes más chicos y posibilidad de que los Fondos Comunes de Inversión participen en licitaciones de empresas vinculadas, según pudo saber Página/12 de fuentes que participaron de los trabajos conjuntos entre la CNV y los representantes de los mercados. El directorio del Mercado de Valores tiene convocada una asamblea extraordinaria para el 28 de noviembre, en la que se preveía analizar posibles acciones legales por parte de los agentes a través de un amparo para suspender la norma. Ahora habrá que esperar su reacción frente a las correcciones que se instrumentarán el lunes. En la CNV señalan que esos cambios no alterarán el espíritu de la ley.

La Ley 26.831, que regula el mercado de capitales y reemplazó el anterior marco heredado de la dictadura, fue sancionada en el Congreso el 29 de noviembre del año pasado y promulgada el 27 del mes siguiente. El espíritu de la norma plantea como objetivos ampliar el mercado de capitales a actores que hoy se encuentran fuera, favorecer el ahorro nacional y canalizarlo al desarrollo productivo, proteger a los pequeños inversores y federalizar el acceso a los instrumentos financieros. Sin embargo, desde su promulgación, la ley generó una fuerte resistencia por parte de sectores financieros concentrados que se oponen al fin de la autorregulación de los mercados y al mayor poder de policía de la Comisión de Valores. Desde entonces se buscó interponer cautelares para frenar la aplicación de la ley. En la reunión prevista para fin de este mes los agentes buscarían definir una solicitud de supuesta inconstitucionalidad de la norma.

Los argumentos del sector privado son que los requisitos que se solicitan a los agentes son excesivos y los plazos de adecuación, cortos. “Con el objetivo de aislar a los que pretenden judicializar todo (el conjunto de la norma) y llevar a cabo un golpe institucional en los mercados, se realizaron algunas pequeñas adecuaciones”, se limitaron a explicar desde el ente regulador que conduce Alejandro Vanoli. “Hay plazos que se hacen difíciles de cumplir”, había criticado semanas atrás el titular del Mercado de Valores, Mario Bagnardi. La ley estipulaba que el plazo para presentar la documentación a la CNV para inscribirse finalizaba el 1º de diciembre. La primera modificación es la extensión de ese plazo hasta el 1º de marzo del año próximo. La idea es que los agentes aprovechen el verano para solicitar el turno de inscripción. Los agentes tendrán además plazo hasta el 30 de junio de 2014 para adecuar su estructura operativa. Incluso podrán inscribirse aunque no hayan comenzado con las reformas estatutarias requeridas para la operación.

En cuanto a la estructura operativa, una crítica que se esgrimía era que los controles para los pequeños agentes tornaban costosa la operatoria. Según pudo saber este diario, los agentes más chicos, sólo autorizados a la negociación de activos –no incluye agentes de pago y compensación–, podrán presentar los balances trimestrales sin la necesidad de un informe realizado y rubricado por auditor externo. Para el resto de los agentes se mantendrá este requerimiento. El objetivo es alivianar la carga a los agentes de negociación y atomizar la oferta. En el Texto Criterio Interpretativo que se firmará pasado mañana se aclara que cualquier entidad financiera autorizada por el Banco Central podrá ejercer funciones de liquidación y compensación. Este punto había generado controversias porque la ley señala que deben estar registradas como sociedades anónimas.

Los agentes tienen además un requisito de liquidez que no puede superar el 10 por ciento de su cartera. Como medida de flexibilización, se permitirá hasta un 20 por ciento siempre y cuando ese valor responda a una política de inversión que deberá ser especificada y adelantada a sus clientes. También se autorizará un cronograma para que los mercados adecuen sus directorios hasta alcanzar un 50 por ciento de directores independientes. Los mercados podrán comenzar con un piso de 20 por ciento e irán incrementando ese porcentaje hasta alcanzar el 50. No podrán tener menos de dos directores independientes. Se autorizará además a los Fondos Comunes de Inversión (FCI) a participar en licitaciones que incluyan a partes vinculadas al fondo. Se mantiene la restricción en la negociación secundaria. El valor nominal por acción del capital social de los mercados tendrá un tope de mil pesos, lo que permitirá que más agentes accedan a asociarse. Estos son los principales cambios que surgieron de los equipos de trabajo de la CNV reunidos con representantes de todos los mercados del país en las últimas semanas.

Compartir: 

Twitter
 

Las modificaciones a la ley no le hacen perder su espíritu, aseguran desde la CNV.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.