ECONOMIA › CONGRESO EN ARGENTINA DEL COMITE DE LOS TRABAJADORES DEL HOLDING A NIVEL MUNDIAL

La mirada obrera del Grupo Techint

Los representantes de los 57 mil empleados del grupo que lidera Paolo Rocca a nivel internacional se juntaron para intercambiar información sobre sus condiciones laborales y salariales. Las conclusiones fueron críticas.

 Por Javier Lewkowicz

La política de tercerizaciones y la heterogeneidad salarial a nivel global, problemas en la protección de la salud de los trabajadores y medidas antisindicales en plantas de Techint, son problemáticas que líderes gremiales de la empresa en todo el mundo discutieron esta semana. Fue en el encuentro que hizo el Comité Mundial de Trabajadores de Tenaris y su par de Ternium en Buenos Aires, San Nicolás y Campana. Página/12 dialogó con Jorge García-Orgales, coordinador internacional de la organización que reúne al 60 por ciento de los trabajadores de Tenaris en todo el mundo, de las plantas que la firma tiene en Argentina, Italia, Rumania, Brasil, Colombia, Canadá y Japón. El dirigente plantea que la tercerización es una estrategia central de la empresa que se acomoda a las condiciones de cada país, y que las diferencias salariales entre las plantas son notables. Critica también al CEO del Grupo Techint, Paolo Rocca, y advierte que la seguridad laboral en las plantas es deficiente.

El Grupo Techint engloba a una serie de empresas que reportan un ingreso anual de 24 mil millones de dólares y emplean a 57 mil empleados permanentes en todo el mundo. Tenaris es una de las firmas del Grupo. Es número uno en tubos sin costura para el sector petrolero y gasífero y emplea a 27 mil personas. Además de las plantas antes citadas, Tenaris está presente en Indonesia, México y Estados Unidos. Ternium fabrica laminados de acero y tubos con costura en México, Argentina, Brasil, Colombia, Estados Unidos y Guatemala, que vende a la construcción, bienes de capital, electrodomésticos, automotor y alimentos, entre otros.

La ciudad de Campana, donde Tenaris opera, protagonizó en 2007 el encuentro de representantes sindicales que trabajan para la empresa en todo el mundo. Allí decidieron armar un sindicato global. Desde ese momento, el “gremio global” destaca haber logrado que después de arduas negociaciones Tenaris-Colombia reconociera al sindicato en ese país. Dos años antes la empresa se había mostrado “desinteresada” en negociar con un gremio recientemente creado. “Para nosotros es un triunfo importante. No es nada extraordinario, solo que las cosas ahora funcionan como debe ser”, indicó García-Orgales, quien es también representante por la United Steel Workers de Canadá. También recuerda cuando hicieron un minuto de silencio en todas las filiales del mundo y homenajearon en la asamblea de accionistas en Luxemburgo a Rodrigo López Amarilla, trabajador de la planta de Campana fallecido en un accidente laboral en 2010.

La tercerización fue una de las cuestiones centrales en las jornadas de esta semana. “La tercerización es una estrategia de la empresa. Lo hace lo más posible. En Canadá, donde los convenios colectivos son más fuertes, hay menos que en Guatemala, y en Brasil, donde hay legislación más exigente, menos que en Argentina. La tercerización es una estrategia que se lleva a cabo ante la falta de poder sindical y de legislación”, indicó García-Orgales. La tercerización en las plantas de Argentina es algo superior a la media mundial, aunque aquí los tercerizados cuentan con la ventaja de estar sindicalizados. “De todas maneras, el tercerizado nunca está a la altura del trabajador de tiempo completo”, consideró.

En esta oportunidad, al comité mundial de Tenaris se le sumó la primera reunión de los sindicatos de Ternium, con la presencia de representantes de Argentina, México, Guatemala y Brasil. Los dirigentes gremiales realizaron un encuentro al que asistieron el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y el viceministro de Economía, Axel Kicillof. “La coordinación de los sindicatos a nivel mundial junto a la de los Estados es una respuesta posible frente a las empresas multinacionales, cuya estrategia se define a nivel global”, dijo Kicillof, quien además es miembro del directorio en Siderar (empresa de Ternium) por el Estado nacional.

García-Orgales también critica la política de salud y seguridad laboral de la empresa. “En Ternium-México hace dos meses murieron 11 personas por una explosión en un horno. Antes habían reemplazado a 20 trabajadores permanentes por jóvenes tercerizados sin capacitación. En muchos casos son situaciones que los trabajadores advierten de antemano pero no se los escucha, hasta que las cosas pasan”, dice. El dirigente también critica al CEO del Grupo, Paolo Rocca, quien ante una serie de cartas pidiéndole una audiencia, les dejó entrever que no tenía motivos para reunirse.

En cuanto a la escala salarial, desde el comité sindical mundial plantean que el salario en cada lugar del mundo debería alcanzar para acceder al mismo nivel de consumo. Advierten que en Guatemala los salarios son once veces más bajos que en Argentina y en Rumania, la mitad que en Italia.

Compartir: 

Twitter
 

El sindicato global de las empresas de Techint advierte sobre las condiciones de seguridad.
Imagen: Corbis
SUBNOTAS
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.