SOCIEDAD › INCENDIOS EN LA COSTA

Cenizas quedan

Con grandes áreas de viveros y bosques incinerados, los incendios que se registran en diversas localidades de la provincia de Buenos Aires parecen comenzar a ser controlados en forma progresiva. En Sierra de los Padres, 18 kilómetros al oeste de Mar del Plata, unas 800 hectáreas fueron arrasadas, pero el fuego “está contenido”. Mientras tanto, las llamas en Claromecó, con “el 90 por ciento de la vegetación” afectada, y Marisol, donde 10 mil hectáreas y seis viviendas resultaron dañadas, se encuentran “controladas” y “contenidas”, respectivamente. En las tres regiones aún hay algunos focos ígneos localizados. A la vez, se espera poder declarar extinguidas las llamas desatadas en Sierra de la Ventana.

“El fuego está contenido en Sierra de los Padres, pero persisten tres focos, por lo que continúa la presencia de 150 bomberos, tres autobombas especiales y los aviones hidrantes para enfriar la zona”, detalló a Página/12 el director ejecutivo del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), Hugo Bilbao, quien sobrevoló en la mañana de ayer la zona, donde 800 hectáreas resultaron dañadas, mientras que no se registraron víctimas ni viviendas quemadas.

El incendio comenzó en la tarde del lunes en una zona de pastos secos y en medio de una alta temperatura, que llegó a superar los 40 grados. El jefe de Bomberos de Sierra de los Padres, Víctor Cabral, estimó que las llamas dañaron “pastos naturales, algunos árboles de reserva y muchos rastrojos de trigo”. Asimismo, agregó que “el riesgo más grande que teníamos era la zona urbana. El fuego llegó casi a 2000 metros de un barrio. Además, mucha gente vive en las sierras, así que tuvimos varias casas que proteger. Pero el fuego no alcanzó a ninguna”.

En la localidad de Claromecó, “el fuego está controlado”, precisó Bilbao. “La planta de gas que abastece a la población, lindera al bosque, no fue afectada. Lo primero que hicieron los bomberos fue defenderla, y nos ayudó el viento, que se dio vuelta.”

Las llamas, que también se iniciaron en la jornada del lunes, dejaron un saldo de unas 2300 hectáreas arrasadas, pertenecientes al Vivero Municipal de la localidad balnearia. En el balneario Marisol, Bilbao informó que “el fuego está contenido. En algunos puntos todavía estamos tirando agua”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.