SOCIEDAD

Discriminado por gay

Damián Marsero, el joven de 29 años que en un boliche de La Pampa fue salvajemente golpeado, primero por los patovicas del local y luego por la policía por su condición de gay, afirmó que el incidente comenzó cuando los encargados de seguridad le dijeron: “Así que sos un putito enfermo de mierda”. Marsero aseguró que en el interior del boliche Kryon de Santa Rosa, recibió esas amenazas por parte de un patovica y que fue golpeado afuera del lugar cuando intentó pedirle protección a un efectivo policial. “En un momento de la noche, estábamos bailando y le pego una nalgada a mi hermana, se acerca un patovica y me dice que no me propase más con las mujeres porque me iba a sacar. Le respondí que se quede tranquilo, que era mi hermana, pero no se conformó y nos siguió por todo el boliche”, contó el joven. Según Marsero, posteriormente le dijo al hombre de seguridad que no le gustaban las mujeres y que no quería problemas, pero fue sorprendido por la respuesta discriminatoria del patovica: “Así que sos un putito enfermo de mierda”. “Intenté hablar con el dueño del boliche, que estaba afuera, pero me dijo que confiaba en su gente entonces, cuando le pido ayuda a una policía, agarra gas pimienta y me lo tira, no podía ver e incluso se me complicaba para respirar, la pasé mal”, agregó en su relato. Marsero dijo que luego fue reducido por la Unidad Antidisturbios que llegó al lugar.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.