SOCIEDAD › INSOLITAS DECLARACIONES DEL RECIEN LIBERADO LUIS “EL GORDO” VALOR

Un ladrón que da consejos

Fue excarcelado el jueves y ayer brindó sus primeras declaraciones periodísticas, que fueron tomadas por algunos medios como si se tratara de un experto en seguridad. Dijo que ahora “hay que cuidarse de los narcos”. Eso sí, aseguró que no va a delinquir más.

Excarcelado el Día del Trabajo luego de que la Justicia le concediera el beneficio de la libertad asistida, Luis Alberto “El Gordo” Valor aseguró que no delinquirá más porque en adelante quiere “vivir bien” y “disfrutar” de la vida con su esposa. El ladrón que supo liderar la superbanda dedicada a asaltos a bancos y camiones de caudales ahora se convirtió en un “experto” en seguridad: en declaraciones periodísticas advirtió que el mundo del crimen cambió y hasta se dio el lujo de dar consejos: sostuvo que “ahora hay que cuidarse de los narcos y de los que te matan para robarte dos mangos”.

Valor fue liberado de la Unidad penal Nº 21 de Campana por orden del Juzgado de Ejecución Penal N° 1 de San Isidro, a cargo de Alejandro Davis, que le concedió la libertad asistida a seis meses de que se cumpliera su condena de siete años. El beneficio había sido solicitado por Valor en diciembre del año pasado, y establece requisitos para que pueda seguir gozando de él: no debe ingerir alcohol, pisar la calle en las noches ni mantener contacto con sus antiguos cómplices.

Preso desde 1995, Valor tiene tres condenas a prisión, una a 24 años por una seguidilla de asaltos cometida con la “superbanda” que se dedicaba a asaltar camiones blindados; otra a 20 años, por el fracasado asalto a un camión blindado en Moreno, un episodio por el que murieron un policía y dos cómplices de Valor; la última, a 7 años, por haberse fugado de la cárcel de Villa Devoto. En los ’90, Valor había liderado la “superbanda” dedicada a asaltar camiones blindados junto a Luis “La Garza” Sosa.

En la entrevista realizada por el sitio web Crimen y razón, Valor procuró marcar diferencias entre su época de actividad como ladrón y el panorama actual de la delincuencia. Casi como si de un experto en el tema se tratara, durante la tarde de ayer, sus apreciaciones sobre la inseguridad y sus peligros rebotaron en los sitios web de noticias. “A mí me hicieron mala fama, pero nunca lastimé a nadie. Me han cargado hasta robos que no cometí. Los tiempos cambiaron. El delito cambió. Yo cambié. Ahora hay que cuidarse de los narcos y de los que te matan para robarte dos mangos”, dijo el recién liberado.

Valor, en cambio, no criticó las condiciones impuestas por la Justicia para permitirle el beneficio de la libertad asistida. “Eso está perfecto. En la cárcel yo vivía con disciplina. No voy a delinquir más. Quiero disfrutar de mi esposa, Nancy, que en estos últimos cinco años se bancó de todo. Es conmovedor lo que hizo por mí. Quiero disfrutar los días con ella. Volver a dormir a su lado, lejos de todo lo malo.”

El camarista de San Isidro Luis Cayuela, que en 2009 se había manifestado en contra de otorgar la libertad condicional a Valor, insistió ayer, durante una entrevista radial, en que no cree que hayan cambiado las condiciones entre entonces y ahora. En ese entonces, recordó, “lo conocía de mi época de juez, no me acuerdo si de la década del ’70, del ’80, y dije que lo único que sabía hacer el Gordo Valor era robar, porque nadie se había ocupado de él y desde chico fue un delincuente. (Era) conocida la banda. Una banda totalmente distinta de los chicos que vemos ahora que matan por matar, eran bastante respetuosos ellos, salvo que se enfrentaran con la policía como en La Reja”, cuando murieron un policía y dos cómplices de Valor. El camarista Cayuela agregó, además, que conoce personalmente a Valor: “He charlado con él varias veces, tenía un contacto directo, porque estaba (preso) en el mismo pabellón que (Carlos) Carrascosa, que fue compañero mío del colegio”.

Cayuela señaló que porque “Villarino no está más y Robledo Puch sigue en el sur, el delincuente más emblemático es el Gordo Valor y está en libertad”. “El Estado nunca se ocupó de él, desde chico. No tiene ningún oficio, profesión”, agregó el camarista.

A fines de julio de 2009, Valor fue detenido tras un robo fallido. De acuerdo con la policía, chocó contra unos árboles del Olivos Golf Club cuando estaba por cometer un robo. En el baúl de su auto, los agentes dieron con armas de fuego y objetos robados de una casa del lugar, por lo que los investigadores aseguraron que Valor encabezaba una banda que, para robar, se hacía pasar por policías y fiscales que se dirigían a hacer un allanamiento. Valor, que había recuperado la libertad pocos meses antes tras trece años de prisión, aseguró que había caído en una trampa.

Compartir: 

Twitter
 

El Gordo Valor dijo que en adelante quiere “vivir bien”.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.