SOCIEDAD › ESCAPABA EN UN AUTO ROBADO Y PROVOCó TRES CHOQUES EN CABALLITO

Un robo con carambola de billar

Un joven robó un Polo de la puerta de un boliche en Flores. En la huida chocó a un taxi en un semáforo. Después embistió a un Gol, que a su vez impactó contra un kiosco de diarios. Por último, fue a dar contra un Renault Clio. No hubo heridos de gravedad.

Un joven de 18 años fue detenido ayer, tras robar un auto con el que chocó a un taxi, a otros dos vehículos que estaban estacionados y derribó un kiosco de diarios y revistas, en el barrio porteño de Caballito. El incidente no causó heridos de gravedad.

La colisión ocurrió ayer a la mañana, alrededor de las 6, en el cruce de avenida Rivadavia y Hortiguera, cuando el conductor de un Volkswagen Polo gris impactó de atrás a un taxi que aguardaba en el semáforo y a otros dos autos, según informaron fuentes policiales.

Todo comenzó cuando el joven robó el auto en la puerta de un boliche del barrio de Flores y escapó por Rivadavia mano al centro. Según los testigos, el muchacho iba a gran velocidad y “cortando” semáforos, hasta que en Hortiguera intentó frenar debido a la luz roja, pero perdió el control del vehículo.

De acuerdo con las mismas fuentes, el Polo terminó chocando a un taxi marca Renault Megane que estaba esperando en el semáforo. Luego le pegó al costado de un Volkswagen Gol gris que, a raíz del impulso, terminó derribando un kiosco de diarios cuyo dueño fue identificado como Juan Carlos Diéguez, de 65 años. Además, un Renault Clio blanco también fue chocado en la parte de atrás. Como resultado de los impactos no hubo ninguna persona herida de gravedad.

“Mi papá la sacó muy barata porque estaba afuera. Tiene un raspón en el tobillo pero prefiere atender a todos para que tengan el diario”, dijo a la prensa el hijo del vendedor de diarios.

En tanto, el joven que ocasionó los choques salió por sus propios medios del auto y quiso escapar, luego de intentar hacerse pasar por un peatón. “Sale caminando como disimulando la situación y una parejita que estaba en otro auto lo intenta socorrer pensando que era el dueño del auto. Cuando sale dice ‘yo no tengo nada que ver, yo venía caminando, tengo familia’”, relató un testigo del barrio.

Ante esa situación, el propietario del taxi lo corrió y efectivos de la comisaría 12ª que habían sido alertados lo detuvieron en el lugar. Luego fue trasladado al Hospital Piñero, ubicado en el barrio de Flores, donde los médicos lo atendieron por algunos golpes.

“Creíamos que era una bomba y nos encontramos con este desastre, cuatro autos chocados, uno era robado, que fue el que hizo el desastre”, contó otro vecino de la zona.

En tanto, el personal policial cortó dos carriles en Rivadavia a la altura de Hortiguera para que Ingeniería Vial Forense realizara las investigaciones correspondientes y removiera los vehículos. En ese sentido, la División Rastros de la Policía Federal también trabajó sobre el auto robado en busca de huellas y elementos de interés para la causa. Además, se intentó determinar cómo fue robado el Polo, ya que en poder del apresado no hallaron ningún arma de fuego u objeto para cometerlo. El hecho es investigado por el juez nacional en lo criminal de instrucción Nº 19 Diego Slupski, quien caratuló la causa como “robo de automotor y lesiones”.

Compartir: 

Twitter
 

El kiosco de diarios, en Hortiguera y Rivadavia, quedó partido al medio.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.