SOCIEDAD

El echado se despachó

El controvertido obispo conservador paraguayo Rogelio Livieres, destituido por el Papa por encubrir a un cura pedófilo argentino y abusos financieros en su diócesis, acusó a Francisco de tomar decisiones injustas e ideológicas, en un gesto inusual dentro de la jerarquía católica. En una carta dirigida al cardenal Marc Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos, Livieres no ahorra críticas. “A pesar de tanto discurso sobre diálogo, misericordia, apertura, descentralización y respeto por la autoridad de las iglesias locales, no he tenido oportunidad de hablar con el papa Francisco, ni siquiera para aclararle alguna duda o preocupación”, sostiene el religioso paraguayo, miembro del Opus Dei. El Vaticano no hizo comentarios sobre la carta del ahora ex obispo de Ciudad del Este, que también cobijó al argentino Aldo Vara, prófugo por delitos de lesa humanidad.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.