SOCIEDAD › OCURRIó EN LA GENERAL PAZ Y EL CASO FUE ELEVADO A JUICIO

Conducía ebrio y mató a un nene

Un conductor que provocó un choque en la avenida General Paz, a la altura del barrio porteño de Villa Devoto, en el que un niño de tres años murió luego de salir despedido de un auto, irá a juicio oral acusado de haber causado el hecho. Se le imputa que conducía a 115 kilómetros por hora, alcoholizado, con al menos 1,69 gramos de alcohol en sangre, y sin los anteojos que le exigía su licencia de conducir.

El titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción 44, Pablo Recchini, dio por concluida la investigación por la muerte de Nicolás Bautista Jara, de tres años, y presentó ante la jueza Fabiana Palmaghini el requerimiento de elevación a juicio para Juan Manuel Sánchez Villar, de 31. Sánchez Villar es acusado por “homicidio culposo agravado por haber sido cometido mediante la conducción imprudente de un vehículo automotor”, un delito que tiene una pena de dos a cinco años de prisión.

El hecho ocurrió cerca de las 8 del 27 de julio de 2014, en avenida General Paz –mano al Riachuelo– y el cruce con la bajada de avenida San Martín. El fiscal Recchini dio por acreditado que el acusado conducía una camioneta Kia Sportage que embistió en su parte trasera a un Fiat 147, en el que viajaban Gastón Jara, su mujer, Lorena Monzón, y su hijo Bautista.

De acuerdo con un peritaje de la División Ingeniería Vial Forense de la Policía Federal Argentina, las declaraciones de testigos y el registro de videos de Autopistas del Sol, la camioneta Kia iba a alta velocidad y se pasó de los carriles rápidos hacia el lento de la derecha, donde impactó al Fiat 147. Entre trompos, Bautista salió despedido por la luneta y golpeó su cabeza contra el asfalto en la banquina.

Varios testigos que se acercaron al lugar luego del accidente declararon en la causa que Sánchez Villar “no se podía mantener en pie”, que “olía a mucho alcohol” o que “se cayó al piso” cuando descendió del rodado.

Durante el juicio, la familia Jara intentará un cambio de carátula a “homicidio simple con dolo eventual”, una figura más grave y con una pena de ocho a 25 años de cárcel.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.