EL PAíS › MARIANO RECALDE, PRECANDIDATO A JEFE DE GOBIERNO POR EL FRENTE PARA LA VICTORIA Y PRESIDENTE DE AEROLíNEAS

“Se puede ganar la ciudad de Buenos Aires”

El presidente de Aerolíneas Argentinas está anotado para las PASO del Frente para la Victoria del 26 de abril. Asegura que los porteños están abiertos a un candidato mejor que el macrismo y recuerda que CFK ya ganó en 2011.

 Por Julián Bruschtein

“Tenemos una concepción del Estado totalmente distinta de la que tiene el PRO y parte de los demás frentes. Nuestras políticas de Estado tienen la finalidad de generar desarrollo con inclusión social y las políticas del macrismo son de exclusión”, sostuvo en diálogo con Página/12 el precandidato a jefe de Gobierno por el Frente para la Victoria, Mariano Recalde. Con la mirada puesta en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias que la Ciudad tendrá el 26 de abril, el presidente de Aerolíneas Argentinas resaltó la “unidad de concepción” de los cinco postulantes del kirchnerismo y que “todos tenemos el mismo proyecto político y reconocemos a la misma conductora”, diferenciando al Frente para la Victoria de “los demás frentes que se presentan juntos pero no pueden ponerse de acuerdo en ningún tema”.

–¿Su precandidatura busca presentarse como un signo de renovación de la Ciudad, de la generación que comenzó a intervenir en política a partir de la llegada del kirchnerismo?

–Es claramente una renovación y es claramente una apuesta, pero no es sólo de la juventud sino del proyecto que encabeza la presidenta Cristina Kirchner. En la lista hay una pluralidad de sectores, de generaciones, de trayectorias, de orígenes, que son los que han enriquecido al kirchnerismo en la Ciudad de Buenos Aires en todos estos años. Claramente va a ser una lista que va a tener la fuerza de la juventud, la del movimiento obrero organizado y la de la experiencia. Por otro lado, tengo la misma edad que (el precandidato presidencial del Frente Renovador) Sergio Ma- ssa y no por eso él es el candidato de la juventud. Sin dudas yo puedo expresar a estas nuevas generaciones que se fueron sumando a la política desde que el kirchnerismo gobierna y que forma parte del ensamble que representa el FpV, es decir que tiene una representación mucho más abarcativa.

–Son cinco candidatos del FpV. Hay radicales, comunistas, peronistas e independientes. ¿Esta diversidad es un rasgo característico necesario del kirchnerismo?

–Estamos aprovechando este mecanismo novedoso de las PASO para ofrecerle a la sociedad una pluralidad y diversidad de precandidaturas grande. La diferencia de nuestra PASO con las de otros frentes es que en nuestro caso hay diversidad pero una clara unidad de concepción. Hay coincidencias de fondo muy marcadas entre todos los candidatos que se concreta en el hecho de que tenemos el mismo proyecto político y que reconocemos todos a la misma conductora. Así que el 27 de abril cuando termine esta primaria todo ese conjunto de fuerzas que hoy se están precandidateando van a trabajar juntas unidas y organizadas como lo vienen haciendo hasta ahora.

–¿Esta es una de la diferencias que se pueden marcar con respecto a otras alianzas de la oposición?

–Claro que es una diferencia de lo que ha venido pasando con otras alianzas que ha tenido la Ciudad, la provincia de Buenos Aires y el país. Hay muchas experiencias de este tipo que crecieron pero carecen de esta unidad de concepción, coincidencia de proyecto y coincidencia en las ideas como sí tenemos los precandidatos del FpV. Por supuesto, una vez que pasen las PASO todos los que participamos de la interna nos vamos a encolumnar detrás del candidato que sea más apoyado por la ciudadanía.

–Desde 2007 el macrismo se impone en las elecciones en la ciudad. ¿Cree que éste es el momento para modificar esa situación?

–Tenemos la experiencia de que la Presidenta ganó las elecciones en la ciudad de Buenos Aires en el 2011. Por lo tanto, el electorado porteño está abierto a votar un candidato mejor que el que ofrezca el macrismo. Nosotros estamos construyendo esa fuerza que le permita al conjunto de los porteños convencerlos de que les conviene este proyecto. Mucho más difícil que ganar en la ciudad era transformar el país como se transformó. Crear cinco millones de puestos de trabajo era más difícil, desendeudar al país era más que difícil, agarrar Aerolíneas Argentinas como estaba y sacarla adelante era difícil. Encarar un proceso electoral como éste es algo que se hace con mucho gusto, con alegría, con ganas de convencer y de mostrar las ideas del FpV. Esto es algo que valoramos mucho de la democracia, nos parece un momento que hay que aprovechar y hay que disfrutar, el hecho de salir a debatir y expresar ideas y proyectos.

–¿Cuál es el proyecto político que tiene el FpV para la Ciudad?

–Para empezar, tenemos una concepción del Estado totalmente distinta de la que tiene el PRO, partiendo de que todas las políticas de Estado del FpV tienen una finalidad distinta que es la de generar desarrollo con inclusión social. Muchas de las políticas de este gobierno macrista son políticas de exclusión y se ve, por ejemplo cuando hablamos de educación, con la cantidad de familias que tienen problemas con la inscripción de sus hijos en las escuelas y jardines en sus barrios, que les genera intranquilidad por la falta de vacantes. La verdad que el macrismo en la ciudad no se ocupa de generar inclusión. Otro ejemplo que muestra esta diferencia de fondo con el PRO se da en el transporte. Son dos modelos totalmente distintos el que lleva el gobierno nacional tomando de ejemplo los trenes y los aviones que el que tiene Macri con los subtes. Lo primero que hizo para que los números cierren fue dejar afuera a casi el 20 por ciento de los pasajeros, la manera para que los números cierren para el macrismo es aumentar las tarifas y expulsar pasajeros, que se ven obligados a usar otros medios de transporte. Para nosotros, la idea del rol del Estado es la de la inclusión, y de la manera en las que hay que ir haciendo cerrar los números en esa dirección. Fundamentalmente tenemos numerosas propuestas que tienen que ver con la salud, la educación, el transporte, la vivienda, con la limpieza de la ciudad, pero no ponemos por delante los negocios por sobre las necesidades de la gente. Esto es moneda corriente en el gobierno local.

–El jefe de Gobierno prácticamente bloqueó el funcionamiento de la descentralización de la ciudad y las comunas. ¿La idea es ponerlas en funcionamiento?

–La descentralización es fundamental para una ciudad de Buenos Aires que tiende a centralizar todo. Está bien la mudanza de la sede del gobierno de la ciudad al sur, pero es insuficiente porque hay que hacer muchas más cosas, entre otras dar más autonomía y poder a las comunas. Tenemos planificada una campaña direccionada y segmentada por barrios.

–El kirchnerismo va a cumplir doce años en la presidencia, pero no pudo ingresar a la capital. ¿Cuál podría ser la explicación?

–Hay muchas explicaciones, y bastantes tienen que ver con errores propios y otras con virtudes del macrismo. Pero todo esto es reversible, y la experiencia demuestra que se puede ganar en la ciudad de Buenos Aires y que el kirchnerismo puede ser la primera fuerza en la ciudad como ya lo ha sido en alguna elección. A eso apuntamos y en eso estamos centrando nuestro trabajo con tranquilidad, humildad, paciencia y perseverancia. Y con la certeza de que tarde o temprano esta fuerza política va a triunfar en la Ciudad.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, el sábado a la noche, en la presentación de las precandidaturas.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.