SOCIEDAD

Inspectores Sin Rumbo

Sin Rumbo, una de las milongas más famosas de la ciudad de Buenos Aires y visitada por turistas del mundo entero, fue clausurada en forma temporaria por el gobierno porteño. La clausura fue dictada en la madrugada del sábado, después de que tres inspectores llegaran al lugar y exigieran que le exhibieran los libros de habilitación que estaban en una oficina con llave. Roberto Travascio, el dueño del local, detalló que “llegaron tres hombres que fueron atendidos por el bufetero, ante quien se identificaron y le pidieron el libro de habilitaciones”. El encargado del bufet les ofreció convocar al dueño pero los inspectores se negaron, labraron un acta y convocaron a los responsables al viejo Mercado del Plata para presentarlo mañana ante los controladores fiscales, con el fin de reabrir el local. El club, ubicado en el barrio de Villa Urquiza, fue fundado en 1919 por tres jugadores de carreras de caballos que invirtieron el premio de una apuesta para tener dónde bailar milonga. En 1968, por su éxito y reconocimiento, los milongueros lo denominaron La Catedral del Tango.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared