SOCIEDAD › POR PRIMERA VEZ ASTRONAUTAS COMIERON LECHUGA CRECIDA EN EL ESPACIO

Colchón de verdes espaciales

En la Estación Espacial Internacional, tres tripulantes comieron vegetales cultivados y cosechados fuera de la Tierra. La NASA informó que se trata de un hito y que achica la brecha para lograr la travesía hasta Marte, un viaje de largo aliento.

 Por Carlos Rodríguez

“Lechuga para el canario” era uno de los latiguillos de Pepe Biondi, el recordado cómico argentino, pero ahora la NASA le anunció al mundo que el vegetal es un alimento preciado para los astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS), que no sólo la comen dentro de su cápsula interplanetaria, sino que también la cultivan muy lejos del planeta Tierra. “¡Nuestros primeros vegetales fueron cosechados y consumidos por astronautas en el espacio!”, fue el clamoroso mensaje publicado ayer por la NASA en su cuenta oficial de Twitter para informar sobre lo que consideran un paso importante con vistas a las misiones humanas a Marte, porque es bueno que los viajeros del espacio exterior puedan consumir “alimentos frescos” durante largos viajes que pueden durar meses e incluso años lejos de la cocina hogareña y el restaurante.

El acontecimiento fue difundido también a través de la señal de televisión de la NASA, que mostró imágenes de tres astronautas, dentro de su nave, cada uno acercando a su boca un puñado de lechuga morada. Aunque los tres estaban sonrientes, no se veía a ninguno masticar un vegetal de hoja que, como se sabe, es delicioso y fácil de digerir, siempre que esté debidamente condimentado con sal, aceite, vinagre, limón o aceto, según el gusto de cada comensal.

Para hacer conocer la novedad, la transmisión de la NASA tuvo que cortar en forma abrupta las imágenes que daban cuenta de una caminata espacial de astronautas rusos, relegados por tres plantitas de lechuga morada, en lo que pareció un revival de la Guerra Fría. Para justificar la mojada de oreja, un experto de la NASA sostuvo que si los exploradores espaciales pueden cultivar su propia comida, cuando están lejos de la Tierra, tendrán más posibilidades de sobrevivir a los rigores de la travesía espacial profunda que representa el viaje a Marte.

“Hay evidencia que respalda (la idea de que) la comida fresca, como tomates, arándanos y lechuga morada son una buena fuente de antioxidantes”, aseguró con un toque de solemnidad Ray Wheeler, científico de la NASA, entrevistado en el Centro Espacial Kennedy de Florida. “Tener comida fresca como ésta disponible en el espacio podría tener un impacto positivo en el humor de la gente y también podría brindar algo de protección contra la radiación en el espacio”, agregó el experto.

Luego se informó que la lechuga morada fue cultivada en una caja especial para cultivo denominada Veg-01, que llegó al espacio a bordo de la nave de carga SpaceX Dragon. Las semillas fueron “activadas” por el astronauta estadounidense Scott Kelly el 8 de julio pasado, según precisó la NASA en su informe. Las plantas crecieron durante 33 días antes de ser cosechadas por los viajeros.

Se reveló recién ahora que una cosecha previa de lechuga había sido cultivada el año pasado en el espacio, pero no llegó a ser probada por los astronautas, dado que antes de dar ese paso las plantitas fueron enviadas a la Tierra para que se realizaran las pruebas necesarias de seguridad, a fin de garantizar que eran comestibles, sin riesgos para la salud.

Antes de comerlas por primera vez, los astronautas limpiaron cuidadosamente las hojas con toallitas desinfectantes, explicó la NASA en su sitio en Internet. Los viajeros fueron autorizados a comer sólo la mitad de las hojas, porque el resto fue nuevamente enviado a la Tierra, para la realización de nuevos estudios científicos. De todos los tipos de lechuga conocidos, la morada es la que tiene mejores propiedades porque aporta al organismo vitaminas y minerales fundamentales para el correcto funcionamiento del organismo: fibras, vitaminas A, B, C y E, agua, potasio y taninos.

La Estación Espacial Internacional (ISS) es un centro de investigación en la órbita terrestre, cuya administración, gestión y desarrollo está a cargo de la cooperación internacional. El proyecto funciona como una estación espacial permanentemente tripulada, en la que rotan equipos de astronautas e investigadores de la NASA, la Agencia Espacial Federal Rusa, la Agencia Japonesa de Exploración Espacial, la Agencia Espacial Canadiense y la Agencia Espacial Europea.

Compartir: 

Twitter
 

Los astronautas Kimiya Yui, Kjell Lindgren y Scott Kelly probaron lechuga morada ayer.
Imagen: AFP
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.