SOCIEDAD

Cargamento y coima

Un cargamento de 21 kilos y medio de cocaína, que ingresaba a Entre Ríos desde Corrientes, fue secuestrado ayer por la policía entrerriana durante un operativo de rutina en el que los narcos le ofrecieron a los uniformados una coima de cien mil pesos para que no los detuvieran. La droga fue incautada en el puesto caminero de la ruta nacional 127, en la localidad de San Jaime de la Frontera, en el límite con Corrientes. Durante el operativo de rutina, un perro de antinarcóticos detectó la presencia de la droga en una camioneta Kia Sportage. En ese momento, el conductor le ofreció al uniformado que hacía el control una coima de unos cien mil pesos para que lo dejara seguir viaje. El policía dio intervención a la división Toxicología y detuvo a los narcos.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.