SOCIEDAD › EL ABOGADO VíCTOR STINFALE SE DECLARó INOCENTE, PERO IGUAL SEGUIRá PRESO

La detención viene para largo

El mediático abogado declaró ante el juez durante siete horas. Negó ser uno de los organizadores de la fiesta trágica de Costa Salguero. Y sostuvo que solo es asesor de la empresa que proveyó el agua. Será alojado en la cárcel de Marcos Paz.

El abogado Víctor Stinfale negó ser uno de los organizadores de la fiesta de Time Warp en Costa Salguero donde murieron cinco jóvenes y aseguró que sólo es asesor de la empresa que proveyó agua en la fiesta, pero el juez Sebastián Casanello dispuso que continuara detenido como presunto organizador del evento, por lo que quedará alojado en la unidad de Marcos Paz.

Stinfale, durante una extensa indagatoria que se extendió por siete horas, sostuvo que era abogado y asesor de la empresa Energy Group, que proveyó el agua y energizantes que se vendían a los asistentes. De acuerdo a algunos testimonios recogidos en la investigación, el agua corriente en los baños se había cortado intencionalmente.

El mediático abogado anticipó al juez que pedirá la prisión domiciliaria, ya que adujo tener problemas cardíacos que podrían recrudecer si sigue preso, como ocurrió anoche cuando quedó detenido en una comisaría de la Policía Federal próxima a los tribunales federales de Comodoro Py al enterarse de que el fiscal Federico Delgado lo había imputado.

Stinfale dijo que cobra entre 50 y 60.000 pesos por asesor a Energy Group, propietaria de la marca del energizante Speedy y el agua embotellada Block, que se vendieron en la fiesta a precios que iban aumentando a medida que pasaban las horas y no había otra forma de hidratarse.

“El propietario de la firma Energy Group soy yo, no Víctor Stinfale”, había afirmado previamente en un escrito el ahora prófugo Walter Santángelo, quien dijo estar “a disposición para colaborar con la investigación” aunque continua prófugo.

Delgado pidió la citación de Stinfale como uno de los principales organizadores de la fiesta trágica porque “estuvo materialmente presente y condujo la dinámica de los hechos”. El fiscal dijo que fue parte de “la creación de ese espacio social excluido de la soberanía estatal” en el que “se crearon las condiciones para que se vendiera droga y se abandonó a la gente de modo tal que hubo cinco muertos”. “Estos hechos y no otros son los que justifican oír en declaración indagatoria a Víctor Stinfale y a Walter Santángelo”, remarcó el fiscal Delgado.

Uno de los adolescentes que estuvo internado durante diez días en el Hospital Rivadavia, D. S., de 17 años, se presentó ayer en forma espontánea acompañado por sus padres a brindar su testimonio.

Por otro lado, también ayer fue el turno de las indagatorias de otros dos prefectos que participaron del operativo desplegado en ocasión del evento, Luis Esteban Armoa y Armando Javier Valdez.

El fiscal Delgado aseguró que la organización del encuentro “facilitó las condiciones para la venta de drogas” y explicó que a partir de la recolección y análisis de pruebas, entre ellas mails y llamadas telefónicas, se pudo “llegar a la conclusión de que las empresas Energy y Dell Producciones son el mismo conglomerado empresario. “Stinfale ejerce el poder de hecho y la toma de decisiones en ese conglomerado”, agregó.

La detención de Stinfale fue ordenada el martes por la Justicia y su situación procesal está equiparada con la del empresario Adrián Conci, titular de Dell Producciones, otra de las organizadoras de la fiesta de Costa Salguero.

“Nosotros dijimos que la organización facilitó las condiciones o creó las condiciones para que las drogas se vendan, es un delito que está contemplado en la ley que reprime la tenencia y venta de drogas”, apuntó Delgado. En relación al predio de Costa Salguero, dijo que le parece que “es una simple locación del conglomerado empresario y hasta ahora simplemente fue un alquiler”.

En relación a la responsabilidad de la Prefectura Naval Argentina, Delgado aseguró que “está altamente comprometida porque no se pueden vender drogas sin que por lo menos baje la mirada la presencia física del Estado federal en ese predio”. “Como mínimo fallaron los inspectores que tenían que hacer el control, había más de 20 mil personas cuando no podía haber más de 13 mil”, indicó el funcionario y añadió que “había 25 prefectos de antinarcóticos dentro de la fiesta vestidos de civil, que supuestamente no vieron nada”.

Además de Conci y Stinfale permanecen detenidos los tres presuntos dealers o distribuidores que actuaron en la trágica noche, y los integrantes de la organización Carlos Garat y Maximiliano Avila, quien es el segundo de Conci en Dell Producciones.

Compartir: 

Twitter
 

Víctor Stinfale aseguró que es abogado y asesor de la empresa Energy Group, proveedora del agua.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.