SOCIEDAD › DURANTE 2015, 235 MUJERES FUERON ASESINADAS POR SER MUJERES, DIEZ MáS QUE EL AñO ANTERIOR

El horror de los femicidios puesto en números

Según el Registro de la Corte Suprema, en el 20 por ciento hubo denuncia previa. Al 70 por ciento, las mató un allegado. Al menos 203 niñas, niños y adolescentes quedaron sin madre. De los 235 femicidios, sólo 7 tienen condena. La mitad sigue en etapa de investigación.

 Por Soledad Vallejos

Durante 2015, en Argentina 235 mujeres fueron asesinadas sólo por ser mujeres. En el 20 por ciento de los casos la víctima había denunciado previamente por violencia machista a quien terminó por matarla. Al 70 por ciento de ellas las mató un allegado, un varón en el que alguna vez habían tenido confianza. Los imputados fueron 236, y el 54 por ciento tenía entre 19 y 40 años al momento del crimen. En la mayoría de los casos, las víctimas tenían entre 21 y 40 años (el 43 por ciento del total), pero también hubo femicidios de adolescentes (el 11 por ciento de las víctimas tenía entre 16 y 20 años), niñas (el 9 por ciento tenía menos de 16 años) y adultas mayores (el 9 por ciento tenía más de 60 años). Por culpa de estos asesinatos, al menos 203 niñas, niños y adolescentes quedaron sin madre (en 55 femicidios no pudo establecerse la cantidad de hijos con precisión). De los 235 femicidios cometidos el año pasado, sólo 7 (el 3 por ciento) tiene sentencia condenatoria y el 51 por ciento sigue en etapa de investigación. Los datos fueron relevados por el Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina, que por segundo año consecutivo elaboró la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema, y que permite, por mantener los criterios de elaboración y lectura de datos aplicados el año pasado, comenzar a ver panoramas, más allá de un año calendario (ver aparte).

El Registro es el único estudio oficial, y se realizó sobre la base de la información brindada por el Poder Judicial de cada provincia (“se contactó a las personas designadas por las máximas autoridades de los Superiores Tribunales, de las Cortes provinciales, de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional”). Fueran esas fuentes, precisamente, las que en Catamarca, Chubut, Río Negro y San Juan indicaron que en cada una de esas jurisdicciones hubo “0” víctimas de femicidio en 2015. Esos datos, sin embargo, presentan inconsistencias con el relevamiento realizado por la ONG La Casa del Encuentro y también con las coberturas que los medios locales realizaron durante el año pasado (ver aparte).

Los datos “fueron relevados entre los meses de abril y mayo de 2016” y “corresponden a los femicidios ocurridos durante 2015”, “hayan sido o no tipificadas como femicidio las causas”. En todos los casos, el informe consideró muertes violentas de mujeres perpetradas “por varones por razones asociadas con su género”. El estudio excluyó “las muertes violentas de varones” ocurridas en contextos de “femicidios vinculados”, y tampoco consideró los intentos de femicidio.

De acuerdo con el Registro, la jurisdicción en la que más cantidad de femicidios se cometieron el año pasado fue la provincia de Buenos Aires (98 casos), seguida de Santa Fe (43), Salta (15), la Ciudad de Buenos Aires y Córdoba (10). En tanto, evaluado en términos de “víctimas cada 100.000 mujeres” (es decir, una suerte de tasa de femicidio), el distrito donde en 2015 resultó más peligroso ser mujer fue Santa Cruz (2,57 en función de esa tasa; 1 víctima cada 38.941 mujeres), seguido por Santa Fe (2,46; 1 víctima cada 40.580 mujeres), Salta (2,23 en proporción; 1 víctima cada 44.911 mujeres), Neuquén (1,6 en proporción; 1 víctima cada 62.275) y Formosa (1,38; 1 víctima cada 72.670).

Más de la mitad de los imputados en las causas fueron varones de entre 19 y 40 años (el 54 por ciento). El 28 por ciento tenía entre 41 y 60 años; en el 6 por ciento de los casos eran mayores de 60, e idéntica proporción tenía entre 16 y 18. Además, “hay un único imputado menor de 16 años”, mientras que en el 6 por ciento de los casos no hay información disponible.

Sólo en el 5 por ciento de los 235 femicidios registrados por la Justicia el año pasado los victimarios fueron varones a quienes las víctimas no conocían. En el 70 por ciento, los femicidas eran allegados a las mujeres asesinadas: en el 58 por ciento de los casos, las mujeres murieron a manos de parejas, ex parejas, novios, maridos y convivientes; en el 12 por ciento, los victimarios eran familiares de las víctimas. En el 17 por ciento de los casos, los imputados fueron “conocidos” de las víctimas. El Registro advierte que “no se dispone de datos para dar cuenta del vínculo entre víctima e imputado en el 8 por ciento de los casos”.

Por los 235 femicidios, “al menos 203 niñas/os y adolescentes quedaron sin madre”. El cálculo no es preciso porque en 55 casos no pudo establecerse cantidad de hijas e hijos. De todos modos, señala el Registro, “debe recordarse que del total de víctimas 20 eran menores de 16 años y 22 superaban los 60 años”.

La Justicia ya dictó condenas en siete de los casos registrados (el 3 por ciento), mientras que en otro 3 por ciento hubo sobreseimientos “y no se registran sentencias absolutorias”. Además, “el 14 por ciento de las causas corresponden a otras formas de terminación del proceso durante la instrucción en la etapa oral”, como sucede en los casos de procesos abreviados. El 29 por ciento de los femicidios llegó a etapa de juicio oral “y hay al menos una persona sobre la que pesa la imputación”, pero en el 51 por ciento de los casos la causa sigue en etapa de investigación.

El Registro marca otro detalle nada menor para evaluar qué sucede con la protección de las mujeres cuando piden ayuda: “al menos el 20 por ciento de las víctimas había denunciado previamente por violencia de género al imputado”. En el 27 por ciento de los casos consta que no hubo denuncia, pero “en el 53 por ciento no fue posible constatar este dato”.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.