SOCIEDAD › HALLAN DOS NIÑAS ASESINADAS, UNA DE ELLAS VIOLADA

Todo el horror en una casa

Primero apareció el cadáver de una chica de 13. Luego, otro cuerpo, que podría ser de Mariela, la chica desaparecida en Avellaneda.

La mañana comenzó con la noticia de la violación y asesinato de una chica de 13 años, encontrada a sólo treinta metros de la casa de Mariela Martínez, la niña desaparecida hace cuatro meses en Avellaneda. Víctor Martínez, el padre de Mariela, había acusado de sospechosos a los dos hermanos que viven en ese lugar. La muerte de la madrugada dio fuerza a la hipótesis de que el cuerpo de Mariela, de 9, también estaba en esa vivienda. Los peritos buscaban y los familiares y vecinos esperaban afuera. A las 19.30 de ayer, a medio metro bajo tierra y disimulado por un contrapiso, descubrieron otro cuerpo, envuelto en una sábana blanca. Media hora más tarde, informaron que se trataba de un niño o niña y, aunque hasta ayer a la noche no se había confirmado la identidad, todo hacía pensar que podría ser Mariela.
En Deán Funes 391 de Avellaneda viven Héctor “Nene” Sánchez y su hermano “Bebe”. A las 2 de ayer, “El Bebe”, como todos los conocen, corrió hasta la casa de Víctor Martínez pidiéndole ayuda: aseguraba que su hermano había violado y asesinado a una prima de ambos. El padre de Mariela fue hasta el lugar y encontró el cuerpo de Mónica en posición fetal en una cámara séptica. Estaba desnuda, golpeada y cubierta de excrementos. Llamó a la Comisaría 1ª y en pocos minutos se llenó de efectivos. Desde ese momento, las sospechas de que Mariela pudiera estar ahí se hicieron más fuertes. La cuadra se rodeó de familiares, vecinos y periodistas. Comenzaron a trabajar los bomberos, que inspeccionaron el pozo ciego y no encontraron nada. Llegaron los perros y, dentro de la vivienda, ya se sospechaba de todo. En una construcción a medio hacer, repleta de necesidades, llamó la atención un piso nuevo con cerámicas. Ahí abajo encontraron el segundo cuerpo.
Dos horas antes del hallazgo, el padre de Mariela mostraba una mezcla de bronca y temor: “Desde el principio que sospechábamos de ellos, habíamos advertido que tenían que ver con la desaparición de mi hija. El último lugar donde se la vio fue en la puerta de esa casa, se lo remarcamos a la policía y al fiscal. Lo que hicieron con esta chica (por Mónica) hace pensar cualquier cosa. Me fui para mi casa porque no quería pensar pavadas, pero ahora nos quedaremos acá, aunque no queremos, sospechamos que puede haber algo. Le pido a Dios que mi hija esté bien”, repetía a todo el que se le acercaba.
Luego de descubrir el segundo cuerpo, la Justicia detuvo a Bebe Sánchez, a su pareja y libró orden de captura para El Nene Sánchez. En la tarde de ayer, el padre de Mariela aseguró que el prófugo estuvo seis años preso por violación de otra prima y recordó que él lo marcaba como el responsable de la desaparición de su hija. El fiscal del caso, Andrés Devoto, había realizado varios careos, pero remarcó que no tenía elementos para ordenar su detención. El comisario Juan Soto, de la Departamental de Lomas de Zamora, recordó que habían inspeccionado la vivienda, con perros adiestrados, y no habían encontrado nada. Devoto reveló que Martínez y Sánchez fueron careados en varias oportunidades y señaló que Martínez dijo tener relaciones “comerciales” con Sánchez.
Según reconoció Víctor Martínez, la concubina de Sánchez le había advertido que “me iban a secuestrar a un hijo porque querían pedir un rescate, todo poco antes de que Mariela desapareciera”. Semanas después, la niña fue a la casa de Sánchez, después volvió a la suya y finalmente volvió a salir a comprarle un regalo del Día de la Madre. Ese domingo desapareció. Se realizaron marchas y búsquedas en el sur del Gran Buenos Aires y Capital, pero nunca hubo rastros.
Además de que el acusado del crimen y Martínez son vecinos –el fondo de la casa de los Sánchez linda con el patio de los Martínez–, las dos familias tienen cierto parentesco. “El Nene” Sánchez convivía, en el lugar donde se encontraron ayer el cadáver de Mónica y el segundo cuerpo, con una joven que es sobrina de Víctor Martínez. Con esa mujer tiene una beba.
El segundo cuerpo fue trasladado a la morgue judicial de Lomas de Zamora, para proceder a la identificación, que se confirmaría hoy al mediodía. Ayer a la noche, el comisario Soto resaltó que durante el fin de semana seguirán las excavaciones. “Levantaremos todas las construcciones que nos parezcan recientes, queremos estar seguros de que no hay nada más cuerpos”.

Informe: Darío Aranda.

Compartir: 

Twitter
 

La casa de “Bebe” y “Nene”, donde aparecieron los cuerpos.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.