SOCIEDAD

Una picada en Ferrari que terminó en persecución y balazos en el auto

Un joven de 22 años salió con la Ferrari de su papá a correr picadas en Vicente López. Lo paró la policía y, como no tenía papeles, escapó. La fuga duró una hora y llegó a Villa Ortúzar. El muchacho fue detenido. Y el auto, baleado; no está claro el origen de las balas.

Quizás sólo quería sentirse como en una película de acción, con varios patrulleros detrás y él sin levantar el pie del acelerador. De otra forma es difícil de entender por qué un joven escapa de la policía durante una hora, evade controles policiales en el norte del Gran Buenos Aires y de la Capital Federal por el único motivo de no tener los papeles del vehículo en regla, como argumentó su padre luego del episodio. A una hora de iniciado el escape, en la madrugada de ayer, fue arrestado en el barrio porteño de Villa Ortúzar, pero ahora se trata de develar el origen de varios impactos de bala que tiene el auto. La posibilidad de que los efectivos hayan disparado cuando perseguían a la Ferrari podría abrir cuestionamientos sobre el accionar policial. La causa fue caratulada “resistencia a la autoridad” y el joven fue liberado ayer a la noche.
El hecho se produjo ayer a la madrugada, alrededor de las 2.30, cuando la Policía Bonaerense de Vicente López quiso identificar al ocupante de una cupé Ferrari amarilla que instantes antes había participado de una picada sobre la autopista Panamericana. El conductor del vehículo -Leonardo Battisti, de 22 años– fue localizado por los efectivos en una estación de servicio de Panamericana y Debenedetti, donde mostró su registro de conducir y su DNI, aunque no pudo entregar la documentación del auto porque, según explicó, estaba en trámite.
Siempre según la crónica policial, en un “descuido” de los policías el joven conductor volvió a subirse a la Ferrari, la puso en marcha y escapó del lugar a alta velocidad después de realizar una maniobra en la que casi atropella a dos uniformados. Tras el comienzo de la fuga del Meteoro argentino, la policía emitió un alerta radial para todo el conurbano y la Capital Federal. A los pocos minutos, el automóvil volvió a ser interceptado en un control vehicular en las avenidas de los Constituyentes y General Paz. Nuevamente, según el testimonio de la policía, el joven eludió a los efectivos y escapó a alta velocidad.
En su huida, el conductor de la cupé pasó luego frente a la puerta de la seccional 39 de la Policía Federal, en Olazábal al 5400, donde casi embiste a un efectivo que, insólitamente, se cruzó en su camino para intentar detenerlo. La Ferrari fue encontrada luego estacionada en la avenida Triunvirato, a la altura del 4022, mientras que su conductor fue detenido en el cruce de Donado y Virrey del Pino, del barrio porteño de Villa Ortúzar, a unas cinco cuadras de donde estaba el auto.
El joven quedó detenido en la seccional 37, mientras que el auto –una cupé Ferrari F355 Spider, matrícula ATA355, modelo 96, de un valor mayor a 100 mil pesos y que alcanza los 250 kilómetros por hora– era custodiado por la policía en el lugar donde fue hallado. Si bien la policía no manifestó en ningún momento que se hubiera registrado un tiroteo o se hubieran efectuado disparos, el auto tenía varios balazos (cuatro o cinco) en la carrocería, por lo que no se descarta que hayan sido los efectivos quienes dispararon, a pesar de que el joven no estaba armado.
Al declarar en la comisaría, el padre del joven aseguró que su hijo no tenía la documentación del vehículo porque lo adquirió recientemente y está es trámite. El joven quedó detenido hasta ayer a la noche en la comisaría 37 acusado de “resistencia a la autoridad”, a disposición de la jueza en lo correccional de esta Capital, María Laura Garrigós de Rébori, y de la fiscalía, del mismo fuero, a cargo de Guillermo Friele.

Compartir: 

Twitter
 

La cupé Ferrari amarilla de papá Battisti, que no tiene papeles porque “está recién comprada”.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.