SOCIEDAD

Un intercambio cultural que terminó en asesinato

Una estudiante francesa de 23 años que cursaba administración de empresas apareció acuchillada en un departamento de Retiro. La descubrieron dos amigas. Sospechas sobre un misterioso joven.

Había llegado desde Francia hacía sólo un mes para continuar sus estudios de administración de empresas. Pero en su experiencia en Buenos Aires encontró la muerte abrupta. Perine Vermond, una estudiante de 23 años, fue hallada sin vida por la policía y dos amigas, el último domingo por la noche, en su departamento ubicado en Retiro. La joven fue asesinada con un cuchillo clavado en su garganta. La cerradura de la puerta del departamento que alquilaba no estaba violentada, ni tampoco faltaban objetos de valor. Sólo desapareció un juego de llaves. Y el único sospechoso sería un joven que visitó a la chica el viernes por la noche y que nadie vio salir. Los investigadores del caso caratulado como “homicidio” realizaron ayer una inspección ocular en el departamento en la que, según revelaron, encontraron “importante información para la investigación”.
La vigilancia, que custodia las 24 horas el edificio de Florida 878, registró el viernes a las 23 el ingreso de un joven, con el nombre de Sergio, que subió al octavo piso, al departamento 36, donde vivía la estudiante. Pero nadie lo vio salir. Las sospechas indicarían que el asesino salió del edificio con el juego de llaves que desapareció del departamento, cuando los vigiladores se encontraban en plena recorrida nocturna por los pisos. El cuerpo de Perine apareció con varios golpes en el lado derecho de la cara y, de acuerdo con los investigadores del caso, poseía marcas de dedos en el cuello, por lo que sospechan que el asesino había querido estrangularla. Ahora esperan el resultado de la autopsia que indicará si la chica, que vivía sola, fue violada.
Además de custodia las 24 horas, el edificio cuenta con un circuito cerrado de televisión que controla la entrada y salida de personas. Ayer trascendió que los investigadores tienen en sus manos la cinta que pudo haber filmado la salida del asesino. Cuando el fiscal de la causa, Eduardo Necol, fue consultado por la existencia de este video, sólo se limitó a decir: “Estamos investigando todo”. En cuanto al móvil del crimen, señaló que “no descartamos nada y tampoco manejamos ningún motivo con certeza”. El fiscal participó de la inspección ocular junto a las amigas de la estudiante francesa, después de declarar en la comisaría 15ª, que interviene en el caso. El asesinato también es investigado por el juez Vicente Cisneros.
El cuerpo fue encontrado el domingo a las 20.30, aproximadamente, después de que dos amigas francesas, Mili Oudet y Audrey Rubini, llamaran a la policía. Las universitarias francesas habían intentado comunicarse con Perine durante todo el fin de semana, pero nadie atendía. Ante la desesperación, las chicas recurrieron a la Policía Federal. Efectivos acompañaron a las muchachas hasta el departamento y, después de forzar la puerta, encontraron el cuerpo de la estudiante, que había llegado a la Argentina para realizar un intercambio cultural. El cadáver de la joven, vestida con pijama, estaba tendido a un costado de la cama con una profunda herida cortante en el cuello, provocada por un cuchillo de uso poco común, según indicaron fuentes de la investigación. En el departamento la policía no detectó faltantes de dinero, signos de lucha ni un desorden llamativo.
La joven había planeado con sus dos amigas, a las que habría conocido en Buenos Aires, pasar el fin de semana en Colonia. Debido a la falta de pasajes, habían quedado en encontrarse el sábado para ver dónde iban. Pero Perine nunca llegó al punto de encuentro. La joven, proveniente de Marsella, había venido para continuar en una universidad privada los estudios de administración que había comenzado en un instituto superior de Francia.
El fiscal también explicó que las marcas que posee la joven en la cara “pueden deberse al tiempo que el cuerpo estuvo inclinado. Por eso, debemos esperar a la autopsia”. La universitaria también tenía lesiones contusas en una rodilla, pero aparentemente serían de vieja data. Necol también negó que la chica tuviese una pareja en la Argentina, de acuerdo con los datos recabados.
El encargado del edificio comentó a Página/12 que la joven “era muy amable, muy respetuosa”. También aseguró que “hablaba muy poco castellano, que no solía ser frecuentada por gente y que en principio no hay nadie que haya escuchado movimientos extraños en el departamento”. El hombre recordó que la semana última la joven le pidió que le dijera dónde quedaba una compañía de turismo, hasta la cual la acompañó porque la chica no sabía moverse bien en la zona.
Los investigadores tomaron declaraciones a conocidos de la joven y a vecinos del edifico del barrio porteño de Retiro para tratar de reconstruir las últimas horas de la víctima. Sin embargo, en la mayoría de los departamentos funcionan oficinas, que estaban desocupadas en el momento del crimen.
Informe: Maricel Seeger.

Compartir: 

Twitter
 

El edificio de Florida 878, donde la joven alquilaba departamento.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.