SOCIEDAD

El remisero Serrano complicó al empresario Ick en su declaración

El joven que filmó un encuentro íntimo con el ex obispo de Santiago del Estero estuvo durante cinco horas ante el juez. Como ya lo había hecho ante los medios, volvió a contradecirse. Pero ratificó que un defensor oficial lo contactó con el poderoso empresario.

La situación parece complicarse para el empresario santiagueño Néstor Ick. En la primera presentación ante el juez Abelardo Basbus, que investiga si hubo extorsión contra el obispo Juan Carlos Maccarone, el remisero Alfredo Serrano habría ratificado que Hugo Frola, actual defensor de Pobres y Menores de Santiago del Estero, fue el funcionario que lo contactó con el grupo Ick por el video que precipitó la renuncia del religioso hace tres semanas. Ahora se aguarda la decisión del magistrado ante el pedido que le formuló el joven para que le dé un plazo de 15 días para presentar nuevas pruebas, las que –expresó– podrían incomodar aún más a Maccarone.
Cuando salió del Juzgado provincial de Instrucción en lo Criminal, Serrano se negó a hablar en público e inmediatamente se lanzó a los gritos e insultos contra los periodistas. “No me apoyan. Todas son críticas. ¿Por qué no dicen nada de Maccarone?”, señaló el joven. Su testimonio, que le llevó más de cinco horas, volvió a complicar la situación del empresario santiagueño. Según informaron fuentes allegadas a la causa, Serrano ratificó que fueron varios los funcionarios y abogados que responden a las órdenes de Ick que lo contactaron, le ofrecieron filmar el video y luego se llevaron las copias, que días después llegaron al Vaticano y terminaron con la renuncia del prelado.
“El periodista Rogelio Llapur de Canal 7 (cuyo propietario es Ick) me propuso filmar un documental con el obispo. Se comprometió de palabra a que iba a quedar en secreto, pero obviamente no fue así”, repitió Serrano –en diálogo con Página/12– el relato que viene sosteniendo durante las últimas semanas, donde adjudica el video a una maniobra política. “Yo sólo me quería vengar. Accedí pero nunca pensé que iba a tener estas consecuencias”, agregó y ratificó que varios “secretarios de Ick” intervinieron en las negociaciones. Entre ellos mencionó a Frola. Su responsabilidad en el incidente estaría siendo evaluada por el Superior Tribunal de Justicia, que mantiene abierto un sumario para determinar la responsabilidad de los presuntos funcionarios implicados en el caso.
Aunque todavía resta que la Justicia evalúe los dichos del remisero y decida si es necesario solicitar otras pruebas para confirmar cómo sucedieron los hechos, fuentes judiciales señalaron ayer que durante la declaración Serrano repitió las contradicciones que viene manteniendo en torno del dinero que presuntamente cobró antes de la filmación –aparentemente negó que se trató de 40 mil pesos–, así como sobre los detalles de su relación con Maccarone. Esto alivianaría el panorama de Ick, quien, sin embargo, no dejó pasar el tiempo y ayer presentó una denuncia en el juzgado de Basbus adjudicándose ser víctima de una extorsión fraguada por el remisero y otras personas.
Basbus citó a declarar a Serrano luego de que el presidente de la Federación de Profesionales de Santiago del Estero, Marcelo Agüero, presentara junto al abogado Ricardo Monner Sans un recurso ante el máximo tribunal provincial para que evaluara las razones por las que las investigaciones no avanzaban. A raíz del video que terminó el 19 de agosto con la renuncia de Maccarone al obispado de Santiago del Estero, el remisero fue acusado por el presunto delito de “violación grave a la intimidad y extorsión”.
La decisión ahora queda en manos de Basbus, quien deberá definir si Serrano incurrió en esos delitos al participar de la filmación. Con este escenario por delante, Serrano pidió en la presentación de ayer un plazo de quince días para presentar nuevas pruebas que –según informó a Página/12– complicarían el panorama del próspero abogado propietario de media provincia, e incluso incomodarían aún más la situación de Maccarone. En este sentido, no descartó que podría tratarse de unas nuevas cintas. Sin embargo, la versión fue cuestionada por fuentes judiciales, que la consideraron sólo como una maniobra para aplazar los tiempos del proceso.

Informe: Carolina Keve.

Compartir: 

Twitter
 

Juan Carlos Maccarone debió renunciar como obispo cuando se conoció la existencia del video.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.