SOCIEDAD

BINGOS

Lotería Nacional pateó el tablero (o el cartón) y decidió la “ampliación de la explotación” de los cinco bingos que funcionan en la Ciudad de Buenos Aires, a pesar de que la Ley de Juegos local indica que los permisos “no pueden ser renovados bajo ninguna circunstancia” y la Constitución porteña establece que la explotación de esa industria le corresponde al gobierno porteño. No obstante, la decisión de Lotería está tomada. “La nuestra también”, sentenció el titular del Instituto de Juegos de la ciudad, Jorge Gimeno, al anunciar que ese organismo determinó ayer el llamado a licitación –que se hará público el próximo martes– de los locales de Flores, Caballito, Congreso, Lavalle y Belgrano. Los bingos facturaron, en 2004, 290 millones de pesos y su explotación vence el 21 de septiembre próximo. La Resolución 79 de Lotería Nacional los prorrogó hasta la misma fecha 2007, y lo hizo en el marco de la suspensión que el juez porteño Roberto Gallardo decidió sobre algunos artículos de un convenio que regulaba la transición de la administración firmado entre el Gobierno y Lotería. La licitación se decidió por ser “el mecanismo más transparente”, porque “la prórroga automática y de prepo no es para nada transparente”, añadió Gimeno. “Para la semana próxima estarán en marcha los mecanismos judiciales, legislativos y reglamentarios” para revertir la decisión de Lotería, adelantó. Los actuales concesionarios podrán presentarse en la licitación aprobada que tiene, entre otros requisitos, “el resguardo de los puestos de trabajo” de los empleados el personal de Lotería Nacional que cumple tareas de fiscalización en esos lugares.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.