SOCIEDAD › EN URUGUAY NO SE PODRA FUMAR EN LUGARES CERRADOS

Sin humos en el país vecino

Fumar un cigarrillo en Uruguay será cada vez más complicado: el 1º de marzo entrará en vigor la prohibición de fumar en espacios cerrados, cuestión que convertirá a ese país en el primero en América latina en prohibir totalmente fumar en lugares de ese tipo y el quinto en el mundo, tras Irlanda, Noruega, Nueva Zelanda y Bután. Ayer, el oncólogo socialista Tabaré Vázquez lanzó en Montevideo una campaña contra el consumo de tabaco denominada “Un millón de gracias”.

El número al que apela la campaña se refiere al millón de uruguayos fumadores. La prohibición regirá dentro de ocho días tanto en lugares públicos como oficinas privadas, lugares de trabajo, bares y restaurantes, con multas para los establecimientos infractores de poco más de mil dólares la primera vez y más del doble en caso de reincidencia.

La campaña, que incluye una recolección de firmas de adhesión, culminará el 7 de abril, Día Mundial de la Salud, cuando se expondrán las firmas en un acto en un pulmón verde de la ciudad y habrá una intervención artística urbana.

En el acto de lanzamiento, el presidente Vázquez advirtió que en Uruguay el tabaquismo no sólo es un problema sanitario “grave” porque “causa unas 5 mil muertes anuales”. “También es un problema económico, porque el tratamiento de tres de las 50 enfermedades causadas por el tabaco implica un gasto público del orden de los 180 millones de dólares por año”, agregó.

Destacó que estudios científicos prueban que “el humo del tabaco está compuesto por más de 4 mil sustancias químicas, incluidas 50 sustancias productoras de cáncer y productos tóxicos”. “Jamás los seres humanos hubieran consentido hacer ingresar estas sustancias a su cuerpo si hubieran sabido desde el inicio lo que estaban ingresando a su organismo”, aseveró.

Cuando el primer día del mes próximo entre en vigor la norma, inspectores de la Dirección General Impositiva (DGI), del Banco Previsional Social (BPS) y de otras dependencias nacionales y departamentales iniciarán rondas de inspecciones para controlar su aplicación. También participarán ONG y la Asociación de Estudiantes de Medicina, que estarán facultados para denunciar las irregularidades que registren.

La constatación de alguna violación significará una multa de poco más de 27.000 pesos uruguayos (unos 4000 argentinos), pero la reincidencia duplicará la cifra y los dueños de los locales infractores deberán abonar casi 55 mil pesos uruguayos.

La correcta aplicación de la norma implicará, también, la remoción de los ceniceros de las mesas y barras de apoyo y su traslado a la puerta de los locales, en donde las personas deberán apagar sus cigarrillos antes de ingresar.

Para un mayor control, se habilitará una casilla de correo electrónico y una línea 0800 para que particulares puedan denunciar irregularidades. La campaña se financiará con el dinero recaudado por las multas y con aportes de la Organización Panamericana de la Salud.

Vázquez explicó que 20 de las enfermedades provocadas por tabaco “son mortales” y que la nicotina “es la responsable de la adicción, que tiene una capacidad adictiva igual o mayor que la cocaína o la heroína”.

El primer mandatario señaló que “vivir, trabajar o estudiar en un ambiente contaminado por humo de tabaco es causa de muerte prematura y de serias enfermedades agudas y crónicas tanto en adultos como en niños, y sobre todo, en mujeres embarazadas”.

La medida que comenzará a regir en Uruguay, dijo el presidente, “ha probado ser una excelente estrategia de salud pública” porque “protege a los no fumadores, ayuda también a los fumadores” y “fundamentalmente desestimula la conducta, se le quita normalidad”, lo que “ha demostrado ser una de las principales medidas para reducir el inicio del consumo por parte de los adolescentes”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.