SOCIEDAD › LA TARIFA AUMENTA EL 9% EN UNA SEMANA Y OTRO TANTO EN NOVIEMBRE

Habrá taxis pero serán más caros

Tras los anuncios, empresarios y peones levantaron el paro previsto para anoche. La bajada de bandera aumentaría un 40%.

La tarifa de los taxis porteños aumentará un 9 por ciento en los próximos días y volverá a incrementarse en noviembre, cuando la bajada de bandera podría llegar a los 2,40 pesos. Ese es el eje de la propuesta que ayer el gobierno porteño formuló a los taxistas, como respuesta al paro que cumplieron, con alto acatamiento, desde las 22 del lunes hasta las 6 de ayer. Las cámaras empresariales del sector y el gremio que nuclea a los peones aceptaron la propuesta y decidieron levantar el paro previsto para anoche.

El subsecretario de Tránsito y Transporte porteño, Gustavo Alvarez, explicó a Página/12 que el incremento será de “un 9 por ciento a través de un decreto que saldrá la semana que viene”. En una segunda etapa, añadió, se aplicará otro aumento que será definido en una audiencia pública. La propuesta del gobierno es que ese aumento sea de otro 9 por ciento y se aplique a partir de noviembre. La audiencia pública que se había pautado inicialmente para mediados de septiembre “se efectuará para fines de ese mes o principios de octubre”, explicó Alvarez. Es que además de la tarifa se discutirá una propuesta de los propietarios para llevar de nueve a diez fichas la bajada de bandera, que hoy es de 1,98 peso. Hoy, cada ficha vale 22 centavos.

Después de que el titular del Sindicato de Peones de Taxis, Omar Viviani, se reuniera con el ministro de Planeamiento y Obras Públicas del gobierno porteño, Juan Pablo Schiavi, y el subsecretario del área, se realizó una asamblea en la sede del Sindicato de Peones de Taxis, que a la vez ofició como conferencia de prensa: allí se definió aceptar la propuesta del gobierno y levantar el paro previsto para anoche.

Durante el encuentro, José Ibarra, secretario general del Sindicato de Conductores de Taxis, leyó la propuesta del gobierno, que consta de los siguientes puntos:

- El gobierno reconoce un retraso del 18 por ciento en las tarifas.

- Se autorizará un incremento del 9 por ciento mediante un decreto que se firmará la semana que viene.

- El Poder Ejecutivo promoverá ante el Banco de la Ciudad créditos blandos para comprar autos nuevos y renovar la flota.

- También arbitrará los medios necesarios para que no circulen remises sin autorización.

- Los conductores de taxis que cometan faltas de tránsito leves, tales como invasión de la senda peatonal o mal estacionamiento, podrán reemplazar la multa con trabajo comunitario, como por ejemplo realizar viajes gratuitos para llevar a ancianos. Para implementar esta medida debe sancionarse una normativa que habilite a los controladores de faltas a aplicar estas sanciones.

De acuerdo con los cálculos de los gremios, al 18 por ciento de aumento que se otorgaría en forma escalonada habría que sumar el incremento de una ficha en la bajada de bandera, cuya incidencia porcentual será mayor en los viajes cortos y menor en los trayectos más extensos, pero que en promedio ubicaría la suba por encima del 20 por ciento. Todo esto será después de una audiencia pública en la que además de taxistas habrá asociaciones de usuarios. Su resultado no será vinculante.

Durante la asamblea, Viviani anunció además que “por fuera de los pedidos al gobierno de la ciudad de Buenos Aires, se pedirá al gobierno nacional una rebaja impositiva en la compra de autos cero kilómetro”. Al final de la asamblea, el dirigente del sindicato preguntó a los presentes: “¿Están de acuerdo con el acuerdo?”. Todos respondieron afirmativamente.

El subsecretario de Transporte porteño explicó que el incremento del 9 por ciento “estaba previsto para febrero, pero no se aplicó a raíz de los cambios institucionales que se produjeron en la ciudad”. Según el funcionario, el reclamo del sector se agudizó después de la tormenta de granizo del 26 de julio, que también afectó al sector. “Dos días después se hizo la primera reunión con este enérgico reclamo”, relató.

Respecto de los créditos blandos, explicó que apuntan a renovar el parque de taxímetros, que consta de 37.800 unidades. “La idea es renovar de 5 a 7 mil unidades por año”, afirmó. Y precisó que el actual parque de taxis tiene una antigüedad promedio de seis años y medio –con vehículos de hasta 12 años– y se quiere bajar a los cuatro años.” También anunció el blanqueo de la situación de “seiscientas licencias que están en conflicto”.

¿Por qué los peones se sumaron a un paro patronal? Es que el salario de los peones está atado a la tarifa. Según Viviani, el paro de ayer se cumplió en un “95 por ciento”. Para los funcionarios porteños, esto se debió a “la presencia de piquetes” en algunos puntos de la ciudad. Al respecto, el gremialista dijo no tener ninguna información.

Compartir: 

Twitter
 

Las propuestas se conocieron después del paro del lunes a la noche, que tuvo alto acatamiento.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.