SOCIEDAD › TIENE OCHO AÑOS Y DESAPARECIO EN LOMAS DE ZAMORA

Un misterio llamado Evelyn

Evelyn Ferreira, de ocho años, salió el lunes a la mañana de su casa para ir al almacén, a una cuadra, y nunca regresó. Ella vive con sus abuelos desde que sus padres fallecieron hace un año. Cuando notaron que no regresaba, hicieron la denuncia en la comisaría cuarta de Llavallol, en el partido de Lomas de Zamora. A partir de ese momento, la policía comenzó a buscarla pero aún no hay novedades acerca de su paradero. Los vecinos marcharon ayer a la noche por el barrio para reclamar su aparición.

Los rastrillajes comenzaron el lunes y continuaron ayer a la tarde en una amplia zona descampada de Llavallol, perteneciente a la Universidad de Lomas de Zamora. “No se encontró nada en el predio de Santa Catalina. Este es un lugar al que siempre le prestamos atención porque son 350 hectáreas”, relató a Página/12 Roberto Castronuovo, jefe distrital de la policía, y agregó que “una vez apareció una joven muerta en ese lugar, una chica que se había ido de su casa y al año se la encontró ahí”. En este caso, “hemos despejado la duda de que Evelyn estuviera ahí”.

“No sabemos bajo qué circunstancias fue la desaparición. La causa está caratulada como averiguación causal de desaparición.” En ese sentido, Castronuovo señaló que “hubo testigos que la vieron caminar pero ninguno que dijera que alguien se la llevaba”.

Antes de desaparecer la niña había ido hasta el almacén. Habitualmente el almacenero acompaña unos metros a la chica, pero esta vez, como había otros clientes, habría seguido su trayecto con la vista y se cercioró de que hubiera tomado el camino hacia su casa. El jefe distrital relató que “es la primera vez que Evelyn desaparece”.

La abuela, Marta Elsa Bartolomé, dijo que un muchacho que lavaba el coche reconoció que vio pasar a la pequeña pero cuando “llega al colegio”, situado en la esquina de su casa, “ahí es el misterio”. También agregó que su nieta “no es de hablar con desconocidos”.

Por su parte, algunos vecinos no descartaron la posibilidad de que la chica pudiera haber sido llevada por un hombre en un Falcon azul. Una vecina dijo que el conductor de un vehículo de esas características se le acercó para preguntarle cómo podía llegar a Lomas de Zamora, oportunidad en la que vio en la parte trasera del auto a una nena que tenía “la cara lastimada” y anteojos para presuntamente tapar las lesiones. La policía indicó que no se pudieron comprobar esos dichos.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.