SOCIEDAD › VECINOS INTENTARON QUEMAR LA CASA DE UN SOSPECHOSO

Furia por la muerte de Franco

Un grupo de unos 30 amigos y vecinos de Franco Campeggi, el niño de 12 años asesinado de un balazo en la nuca durante el asalto a un cíber en Villa Trujuy, prendió fuego ayer la casa del adolescente que fue detenido por el hecho, ubicada en la misma localidad. Las llamas fueron controladas rápidamente por los bomberos, pero algunos sectores de la vivienda quedaron afectados.

Los vecinos se reunieron cerca del mediodía frente a la vivienda de Bouchard al 1600, donde vive junto a su padre el chico de 16 años apodado Cebollita, que fue reconocido por el hermano de Campeggi como uno de los asaltantes, para protestar y reclamar justicia. Pero pese a que en el lugar no había nadie, los ánimos entre los manifestantes se empezaron a caldear.

Minutos después de haber llegado, algunos de los integrantes de la protesta comenzaron a prender fuego sectores de la casa, hasta que llegaron al lugar efectivos policiales que les impidieron continuar y provocaron que se alejaran del lugar. Detrás de los patrulleros llegaron las autobombas, que se encargaron de apagar los focos de llamas.

Claudia, la madre de Franco, aseveró que la manifestación se debió a que ella fue amenazada por una persona armada, que le exigió que “parara la investigación” porque de no hacerlo la mataría. “Me voy a quedar en el barrio hasta que aparezca el asesino de mi hijo. Sé que tengo el apoyo de mi familia y el de los vecinos”, afirmó. “Yo reclamo justicia por la muerte de mi hijo, nada más”, sostuvo la mujer que indicó que a raíz de las amenazas va a “pedir protección” para su familia.

Cebollita está detenido a disposición de la Justicia de Menores como sospechoso de ser uno de los dos adolescentes que participaron en el asalto que terminó con la muerte de Franco, aunque no el que realizó el disparo que causó el fallecimiento del chico. El autor de ese tiro mortal es intensamente buscado por los investigadores, luego de que el pasado martes cuatro testigos del asesinato lo identificaran en las fotografías de delincuentes que tiene la Justicia.

En ese sentido, la policía de Moreno realizó ayer diversos operativos con el objetivo de localizar al sospechoso, que es de la misma zona que Cebollita y desapareció de todos los lugares que solía frecuentar en el barrio.

El homicidio de Franco ocurrió cerca de las 15.30 del domingo pasado en un cíber ubicado en Potosí al 2600 de Villa Trujuy, partido bonaerense de Moreno, cuando dos asaltantes que se movilizaban en una moto robada irrumpieron en el local y se apoderaron de la recaudación del día.

Según las fuentes, cuando se iban efectuaron un disparo al chico de 12 años, que le ingresó por la nuca y le salió por la boca. La víctima fue trasladada de urgencia al hospital de Moreno, donde horas después murió debido a la gravedad de las heridas.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.