SOCIEDAD

“Los daños no son irreversibles”

 Por Emilio Ruchansky

En Argentina hay casos de “abusadores no adictos” al paco, reconoce el toxicólogo Juan Carlos Damín, pero no son la mayoría. “Con el paco lo que más pega no es el abuso, sino la dependencia. Es lo que más vemos, a diferencia del clorhidrato, que hay muchos casos de abuso pero menos de dependencia”, asegura. El paco y la cocaína provocan euforia, excitación, sacan el sueño y el hambre; sin embargo, el efecto de la cocaína tiene una vida media más larga, hasta de una hora. La vida media del paco es de cinco minutos.

“Esto tiene que ver con la concentración que tienen las dosis de paco. Son de 0,01 o 0,03 gramo, por eso se necesitan muchas dosis para pasar una noche entera –explica Damín–. Algo que nos llama la atención es que el paco no mata a la gente porque la dosis al ser pequeña nunca provoca un cuadro de intoxicación grave. Lo que los mata son los problemas en los que están inmersos, el hambre, la violencia...” ¿Y cuánto tiempo precisa un usuario para desintoxicarse?, preguntó Página/12. “Cinco o seis días, es lo que tarda en irse en orina y eliminarse completamente”, respondió Damín.

Al igual que el clorhidrato de cocaína, dice el médico, el paco va dejando daño neurológico porque puede provocar microinfartos cerebrales. Este cuadro no es irreversible. “Si se suspende el uso, el paciente se va recuperando. Lleva años, como mínimo el doble de los años en que se consumió. Claro que también hay otros factores, como la inclusión social –aclara el toxicólogo–. El desconocimiento sobre el tema nos afectó porque no sabíamos a qué nos enfrentábamos –admite Damín–. En verdad, el paco es cocaína suministrada de una forma distinta, por lo que produce un impacto distinto.”

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • “Los daños no son irreversibles”
    Por Emilio Ruchansky
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.