SOCIEDAD

Una mirada sexista

En octubre de 2014, en un fallo dividido, el jurado popular de la Cámara 4ª del Crimen de Córdoba condenó a tan solo cuatro años y ocho meses de prisión a Diego Fabián Acuña, de 23 años, por el femicidio de su pareja Jésica Daiana Tolosa, de 20 años, a quien roció con nafta y luego le prendió fuego. La acusación inicial de homicidio calificado por el vínculo fue cambiada por el fiscal de Cámara Raúl Gualda por una más benigna e inexplicable, la de homicidio culposo, es decir, sin intención de matar. Al no haber querellante, no hubo posibilidad de revisión de la sentencia. La chica sufrió heridas en el 18 por ciento de su superficie corporal, entre cara, cuello, torso anterior y posterior y brazos. Además, quedó con una deformación permanente en el rostro. Pero luego de estar internada durante 25 días en el Instituto del Quemado falleció de un shock cardíaco irreversible como consecuencia de una neumonía provocada por las severas quemaduras externas. Este caso, es un ejemplo, de la mirada sexista de la Justicia.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.