SOCIEDAD

Una campaña de análisis gratuitos para que nadie se quede sin saber

 Por Pedro Lipcovich

Hoy existen en la Argentina 85.000 personas que tienen el virus del sida y no lo saben, pero pasado mañana puede ser distinto: lo será en la medida del éxito de la campaña de detección que la Sociedad Argentina de Sida efectuará hoy y mañana. La entidad extiende a nivel nacional la experiencia que desarrolló ya cada Día Internacional del Sida, a lo largo de tres años, en la zona de Rosario, donde unas 20.000 personas se testearon voluntariamente. En esa ciudad y otros lugares se aplicará un test rápido, que permite contar con los resultados en pocos minutos. En el conurbano bonaerense, los hospitales extenderán sus horarios de atención y se habilitarán equipos móviles. En la Ciudad de Buenos Aires se aprovechará la red ya existente de centros de testeo, que ofrece incluso horarios nocturnos. Las pruebas son anónimas y gratuitas. En todos los casos, la realización del análisis y la entrega de sus resultados van acompañados por entrevistas efectuadas por profesionales y voluntarios especializados. La Sociedad Argentina de Sida propicia que, todos los años, se instaure un Día Nacional del Testeo Voluntario.
“La principal causa de mortalidad por sida es que muchos consultan cuando ya tienen síntomas, porque no sabían que estaban infectados. Y el 65 por ciento de las 130.000 personas que viven con VIH lo desconoce”, advirtió Sergio Lobo, vicepresidente de la Sociedad Argentina de Sida (SAS), quien impulsó las campañas de testeo que se iniciaron en 1999 en Rosario. “La prueba, anónima y gratuita, incluye una entrevista de asesoría previa y otra posterior al test. En la primera se le pregunta a la persona si tuvo alguna práctica de riesgo; la más común es haber tenido sexo sin preservativo. De todos modos, puede ser que la persona no crea haber tenido relaciones de riesgo y sin embargo quiera testearse: esto es válido, y a nadie se le dice que no.”
Según la estadística de las campañas anteriores, el 57,8 por ciento de las personas había tenido conductas de riesgo, pero sólo el 45,6 por ciento percibía que esas conductas habían sido riesgosas. “Es el caso de quien tuvo una relación sin preservativo pero no lo percibe como un riesgo porque ‘era una persona conocida’”, explicó Lupo.
La entrega de los resultados se da en el marco de otra entrevista: “Si el resultado del test es negativo, la persona recibe informaciones adecuadas a las características de su estilo de vida para ayudarla a evitar prácticas de riesgo. Si es positivo, es necesario otro test: si el resultado se confirma, desde ese mismo momento la persona será orientada e incorporada al sistema de salud”.
En la Ciudad de Buenos Aires, esta modalidad ya viene aplicándose en los CePAD (Centros de Prevención, Asesoramiento y Diagnóstico del VIH/sida), que hoy y mañana se sumarán a la campaña de la SAS. “Los que tienen horarios más extendidos son el Hospital Ramos Mejía (de 8 a 20), el Grupo Nexo, destinado a la población gay, y Casa Joven (Bonorino 884), que funciona hasta las 21. En todos los casos la entrevista de entrega del resultado es una semana después”, contó Ana Bordenave, vicepresidenta de la filial Capital de la SAS e integrante de Coordinación Sida.
En el conurbano, “hospitales como el Posadas, el de Moreno, el de Tigre, el de San Fernando, el de San Isidro, los tres de San Martín, el Fiorito, el de Quilmes, el de Wilde, participarán con horarios extendidos; y en algunos lugares se dispusieron laboratorios móviles”, detalló Rubén López, miembro de la SAS y de la Red de Personas Viviendo con VIH.
En Rosario se utilizará un test que sólo requiere un pinchazo en un dedo y permite saber el resultado en 15 minutos. “Se emplea habitualmente en casos donde hace falta un diagnóstico inmediato, como el de la embarazada que llega a dar a luz sin haberse hecho el análisis”, explicó Lupo.
En las tres campañas efectuadas por la SAS en la provincia de Santa Fe, la proporción de resultados positivos fue del 6 por mil, “equivalente a laproporción de personas con VIH en la población general –señaló Lupo–. En cambio, en muchos centros de detección el porcentaje de positivos llega al 2 por ciento, porque quienes concurren suelen ser personas con más exposición a situaciones de riesgo”. Esta diferencia señala que efectivamente estas campañas convocan a gente que de otro modo no se iría a testear. “Y esto es muy importante porque, al haber crecido la transmisión por relaciones heterosexuales sin preservativo, la población en riesgo es muy grande”, comentó Lupo. El 80 por ciento de quienes en campañas anteriores resultaron estar infectados admitieron no utilizar “nunca” preservativo.
A partir de todos estos resultados, “impulsamos que, además del día de la Lucha contra el Sida, se instituya en el país un Día del Testeo Nacional”, solicitó el directivo de la SAS.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.