EL PAíS

Cansado de Macri, López Murphy comenzó a buscar nuevos aliados

El líder de Recrear organizó un seminario titulado “Provincia de Buenos Aires, 17 años de decadencia”. Allí juntó a sus nuevos aliados: menemistas, conservadores y radicales rebeldes.

 Por José Natanson

Harto de los devaneos de Mauricio Macri, Ricardo López Murphy ha decidido ampliar su oferta electoral para las elecciones del año que viene en la provincia de Buenos Aires. Ayer concretó una primera puesta en escena de su estrategia, con un seminario del que participaron radicales rebeldes del Grupo Olavarría, dirigentes independientes, representantes de otras fuerzas de derecha y hasta peronistas de orientación menemista. “No me avergüenza que me llamen compañero cuando estoy trabajando para construir esta gran coalición alternativa”, aseguró en el cierre.
Organizado por Recrear y las conservadoras Fundación Naumann y Fundación Cívico Republicana, el lema del encuentro revelaba sus intenciones de movida. “Provincia de Buenos Aires, 17 años de decadencia”, se tituló el seminario.
A las cinco de la tarde, el elegante salón del Hotel Intercontinental desbordaba de gente. El primer panel estaba dedicado a analizar el resultado del eje del mal (Cafiero-Duhalde-Solá) y comenzó con el análisis económico de Daniel Artana. Joven estrella de FIEL y ex secretario de Hacienda de López Murphy durante su breve paso por Economía, Artana aseguró que bajo las gestiones peronistas Buenos Aires “creció menos, aumentó el desempleo y se empobreció más” que el resto de las provincias argentinas.
Lo siguió Hugo Bontempo, titular de la UCeDé bonaerense. Con tono de polista, como si hubiera dejado el caballo atado en la esquina del hotel, Bontempo intentó explicar la gran paradoja de la jornada: ¿por qué, si la provincia de Buenos Aires está tan mal, el peronismo sigue ganando? “El radicalismo siempre ha sido una oposición complaciente”, aseguró.
Los paneles se sucedían uno tras otro y el aire acondicionado apenas alcanzaba. Muchos lopezmurphystas, invariablemente trajeados, salían a estirar las piernas al lobby del hotel. “¿Qué terribles los números de Artana, no?”, preguntaba un hombre, pinta de CEO de empresa multinacional, a uno de los organizadores, un joven integrante de la Fundación Naumann, de esos que hacen campaña contra la lista sábana. Se mezclaban con algunos integrantes de la juventud de Recrear, con aspecto de recién egresados de un posgrado en Chicago, que repartían El aleph político, la publicación de la juventud partidaria. Faltaba Juan Carlos Blumberg, que no pudo asistir –explicaban ayer– por problemas de agenda.
Adentro, Paola Spátola desarrollaba su propuesta para mejorar la seguridad en la provincia, uno de cuyos ejes consiste en urbanizar las villas, abrir calles e integrarlas a los municipios. “Es algo que el duhaldismo nunca hizo”, aseguraba Spátola. Asesora de Carlos Menem en la última campaña, Spátola se quedó sin líder y decidió acercarse a López Murphy. Sin embargo, cerca del economista aseguraban que fue una decisión personal, que no involucra a otros sectores menemistas de la provincia. “Hay muchos que nos están llamando, pero vamos a analizar caso por caso, porque tampoco es cuestión de sumar cualquier cosa. Hay que tener cuidado”, explicaba ayer un asesor del líder de Recrear.
Mientras Mario Di Blasi leía un larguísimo discurso sobre la situación educativa en la provincia, López Murphy, recién llegado de un programa de cable, ingresó al salón de la conferencia. Pasó por delante del retroproyector y su figura –altísima y un poco encorvada, con el bigote en primer plano– se superpuso a las transparencias y se reflejó involuntariamente en la pantalla gigante. Un murmullo de reconocimiento se extendió por el público, que de todos modos siguió escuchando la exposición, a la espera de los discursos de cierre.
Los siguientes paneles confirmaron la decisión de poner en escena la nueva estrategia política. Mientras Mauricio Macri sigue dudando, sin saber si candidatearse en la provincia o no presentarse, sin decidir si le conviene coquetear con el duhaldismo o consolidarse en la oposición, López Murphy optó por avanzar por su cuenta y conformar una coalición amplia para disputar la elección con Cristina Kirchner. Para sumar fuerzas, decidió explorar acuerdos con diferentes sectores, que estuvieron representados en el seminario de ayer.
Además del menemismo y la UCeDé, participó del encuentro un representante de las fuerzas vecinales (Carlos Caparé, de Florencio Varela) y dos referentes del grupo de radicales rebeldes de la provincia: el intendente de Villarino, Jorge Simoni, y el dirigente de la Juventud Radical, Axel Urbanavicius. Junto a ellos estuvieron Edgardo Srodek, responsable de la campaña de López Murphy, el ex ministro de Educación delarruista Andrés Delich y la conductora de cable Malú Kikuchi, una señora bien que apoyó públicamente a María Julia Alsogaray el día en que leyeron la sentencia por enriquecimiento ilícito.
El plato fuerte quedó para el final, a cargo de los intelectuales orgánicos de Recrear: el filósofo Santiago Kovadloff, que habló de utopías, y el escritor de derechas Marcos Aguinis, que discurrió sobre la figura de Alberdi. Cerró el encuentro López Murphy, ampliamente aplaudido por un público que esperó varias horas para escucharlo. “Vamos a construir una alternativa que va a ser el ejemplo para luego extenderla al país y avanzar en una sociedad más justa y equitativa”, arrancó López Murphy, en un discurso que resumió sin titubeos sus planes políticos para ampliar su propuesta electoral y que concluyó con apelaciones a la “justicia social” y hasta a los “valores históricos” del peronismo.

Compartir: 

Twitter
 

Ricardo López Murphy pretende armar una alianza de derecha para enfrentar al PJ en la provincia.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.