EL PAíS

Las cuentas, las armas y las propiedades de Kohan

El juez federal Ariel Lijo reactivó con varios pedidos de informe la investigación por enriquecimiento ilícito contra el ex secretario general de Menem.

 Por Irina Hauser

Antes los jueces le escapaban o lo cuestionaban, pero desde fines del menemismo el delito de enriquecimiento ilícito se hizo popular en tribunales. A María Julia le valió una condena, a Raúl Granillo Ocampo un procesamiento y la lista puede continuar. El juez federal Ariel Lijo desempolvó una vieja causa sobre el patrimonio de Alberto Kohan y ayer ordenó una veintena de nuevas medidas de prueba. Las principales sospechas apuntan a: el origen dudoso de tres inmuebles en Puerto Madero, la casa de 1.400.000 dólares que consiguió unos meses antes de dejar el gobierno, la posesión de 98 armas, sus viajes al exterior, cuentas y otros bienes. La nueva investigación rastrea posibles testaferros del ex funcionario entre familiares y un puñado de socios.
Esta causa es un desprendimiento de otra sobre juego ilegal. En allanamientos hechos en Puerto Madero, en busca de un casino clandestino, aparecieron propiedades ligadas a Kohan. La ex diputada Mary Sánchez lo denunció. El expediente pasó por los jueces Gabriel Cavallo (ahora camarista) y Jorge Ballestero, pero nunca avanzó. Cuando Lijo asumió, en octubre, encontró que seguía abierto. Hasta entonces se había basado en los bienes reconocidos por Kohan, en dos posibles cuentas y en un peritaje objetado por la fiscalía y la Oficina Anticorrupción (OA).
Lijo apuntaría a reorientar y extender la pesquisa hacia el entorno de Kohan y su posible patrimonio no declarado. Por eso ayer pidió una actualización de informes sobre bienes (autos y barcos, entre otros), inmuebles, impuestos, operaciones, mutuos, donaciones y sociedades vinculadas al propio ex secretario de Carlos Menem, su esposa, sus hijos, su apoderada, un grupo de personajes con los que hacía negocios.
- Un punto clave es una extraña operación relacionada con el origen mismo de la causa: la adquisición de tres inmuebles (que habrían costado medio millón de dólares) en la avenida Alicia Moreau de Justo a través de la firma Sabores S.A., que Kohan integró sólo unos pocos días junto con Juan Domingo Protto. El ex funcionario transfirió en un santiamén sus acciones a dos sociedades uruguayas (Woodros y Austin Fidelity), indicaron allegados a la causa. Después se produjo la supuesta compra de las propiedades, agregaron, aunque el boleto se habría firmado mientras Kohan aún figuraba en la empresa. El juez busca reconstruir esa trama para detectar negocios o bienes no justificados.
- Lijo pidió datos sobre sociedades relacionadas con Sabores, como Mente Abierta, Timbor y Juan Protto SA, y una comparación entre su respectiva composición. Agregó un pedido a Uruguay sobre las empresas radicadas allí.
- Solicitó a Migraciones un relevamiento de los viajes al exterior de Kohan desde 1990 hasta hoy. El juzgado busca establecer sus gastos.
- Otro punto que llamó la atención de los investigadores es que Kohan tiene 98 armas declaradas (más que Menem) y pidieron que sean tasadas.
- El juez estudia también cómo se pagó la casa de Martínez donde vive Kohan, valuada en 1,4 millón. Pidió al Banco Galicia detalles sobre el préstamo hipotecario de 800 mil dólares que tramitó su esposa.
- Aunque existían sospechas sobre dos posibles cuentas atribuidas a Kohan en el exterior, nunca fueron confirmadas. Lijo pidió al Banco Central que rastree posibles transferencias.
Es posible que el fiscal Federico Delgado pida algunas medidas aparte. Cuando esté toda la información solicitada, el juez podría primero indagar al círculo de Kohan y recién después pedirle al ex funcionario que justifique cómo consiguió lo que tiene.

Compartir: 

Twitter
 

El juez apunta también a rastrear posibles testaferros de Alberto Kohan.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.