EL PAíS › DEBEN DEFINIR SI PIDEN UNA EXTRADICION

A la espera de Chile

Sergio Galvarino Apablaza Guerra, el ciudadano chileno que fue arrestado el lunes en la localidad bonaerense de Moreno por su supuesta responsabilidad en el asesinato de un senador trasandino, quedó detenido luego de declarar ante el juez federal Claudio Bonadío. Apablaza Guerra admitió ser un ex integrante del Frente Popular Manuel Rodríguez, la organización que se adjudicó el crimen del legislador Jaime Guzmán en 1991. Ahora Bonadío deberá aguardar a que la Justicia de Chile defina si pedirá su extradición.
Apablaza Guerra había sido detenido por miembros de Interpol y de la Unidad de Investigación Antiterrorista de la Federal y ayer por la mañana fue traslado a los Tribunales de Retiro. Allí, antes de que pudiera tomar contacto con su abogado, reconoció ante Bonadío ser el ex integrante del FPMR buscado desde hace meses por la Justicia chilena. El juez trasandino Hugo Dolmestch había librado en junio un pedido de captura internacional en su contra, en el marco de la investigación del asesinato de Guzmán.
Según relató brevemente ante Bonadío, el detenido –de 54 años– vivió los últimos meses en la Argentina junto a su esposa y sus tres hijos y se dedicaba al comercio bajo la identidad falsa de Héctor Mondaca.
Minutos después, su abogado, Rodolfo Yanzón, aseguró que “él no participó de los hechos que se le imputan” y consideró que su detención “fue ilegal”. Yanzón señaló que exigirá que se le conceda a su defendido el estatus de “refugiado político” ante el Comité de Elegibilidad para el Estatuto de Refugiados (Cepare). “Fue miembro del FPMR y por eso estuvo detenido durante un año y fue torturado salvajemente durante la dictadura pinochetista, pero no participó en los hechos imputados”, dijo.
Según explicó Bonadío, el detenido fue acusado por la Justicia chilena por el asesinato de Guzmán, realizado en noviembre de 1991, y por haber participado en el secuestro del hijo de un empresario periodístico de Chile. Frente a estas dos imputaciones, el magistrado deberá esperar a que la Justicia trasandina defina si inicia los trámites para realizar un juicio de extradición.
Dolmestch, el magistrado que lleva adelante las investigaciones en Chile, aseguró que el testimonio que “pueda aportar el detenido resulta muy importante para la causa”. En junio último, Bonadío rechazó extraditar a España a un etarra acusado de tentativa de homicidio de tres policías.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.