cash

Domingo, 31 de marzo de 2002

BUENA MONEDA

Vidrios polarizados

 Por Alfredo Zaiat

Anoop Singh descenderá del avión y rápidamente un auto con vidrios polarizados viajará por autopista para depositarlo en un hotel cinco estrellas. Luego de dejar sus pertenencias y acomodarse en la amplia y cómoda habitación, que probablemente tenga una hermosa vista al río, empezará a trabajar. Varias jornadas agotadoras le esperan al jefe de la misión del FMI. En ese trajín, su recorrido habitual será Paseo ColónMinisterio de Economía. En los alrededores de su campamento podrá observar nuevamente la exuberancia del complejo de Puerto Madero; la riqueza de sofisticadas construcciones que se expone a lo largo de la Avenida del Libertador; la suntuosidad de algunos edificios públicos y la vida relajada que expresan los habitantes del país que pasean y corren por los bosques de Palermo. En esta travesía como en la anterior, que no son de turista, no incluirá una visita a Fuerte Apache, a la villa La Esperanza del Partido de San Fernando, al deteriorado conurbano bonaerense ni a los empobrecidos pueblos del interior. ¿Cuál será la imagen de país que absorberá Singh para evaluar y luego “aconsejar” medidas que, satisfechas, harán merecedoras de ayuda financiera?
El consenso que existe en el Tesoro de Estados Unidos y el Fondo Monetario es que la crisis argentina es grave, pero la situación social no es tan dramática. Otros países están peor y son más pobres, es la idea que domina en la troika O’Neill-Köhler-Krüger. Por ese motivo, además de que la política conservadora asaltó a esa cúspide del poder mundial, Argentina no es un caso urgente que necesite un auxilio inmediato. Y así se entiende también esa mención hasta el cansancio de que la solución la deben encontrar los argentinos sin mendigar a los organismos financieros internacionales. No toleran, entonces, la resistencia a un ajuste “de verdad” en el gasto público, que incluye el despido de más de 400.000 empleados a nivel nacional, provincial y municipal. Quien mejor reveló esa concepción fue Eduardo Duhalde, quien luego de entrevistarse en Monterrey, México, con el número uno del FMI, el teutón Horst Köhler, afirmó que “somos el único país del mundo que está en default. Ahí están los africanos, pobrecitos, que tienen problemas tremendos. ¡Y ellos pagan sus deudas y nosotros no! Tienen razón para no confiar en nosotros”.
Singh trae consigo en su mochila la experiencia de la debacle de Indonesia en 1997. Estuvo más de un año negociando la carta de intención, pasaron tres gobiernos, violentos enfrentamientos sociales con muertos, incendios y saqueos, se definieron más de 140 medidas a cumplir y se dejó flotar la moneda, la rupia, que en pocos meses pasó de una paridad con el dólar de 2300 a 14.000 por unidad. Argentina es un paraíso en relación con Indonesia, piensa Singh mirando la ciudad por los vidrios polarizados del auto.
Singh sabe que existen pobres en Argentina, pero no son tan pobres como en otros países. Los argentinos tienen activos en el exterior por 106 mil millones de dólares, según la última estimación del Ministerio de Economía. Cálculo que crece a unos 150 mil millones, de acuerdo con estudios privados. A la vez, la deuda externa, pública y privada, suma poco más de 136 mil millones de dólares, y el PBI, la riqueza que se produce en un año, luego de la devaluación apenas supera los 100 millones de dólares.
¿Argentina es un país rico o pobre? Resulta un problema imposible de resolver para el FMI. Lo que las estadísticas no le muestran a Singh, o John Taylor, subsecretario del Tesoro de Estados Unidos, cuando el año pasado encabezó una misión de inspección, mientras disfrutaron de algún espectáculo de la variada oferta cultural de Buenos Aires, es que Argentina es un país rico lleno de pobres.
Burócratas del FMI y republicanos de Estados Unidos no pueden comprender lo que pasa en Argentina porque no tienen entre sus recetas la cuestión de la distribución de ingresos. Los vidrios polarizados no se la dejan ver.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.