espectaculos

Martes, 19 de julio de 2011

CHICOS › GERARDO HOCHMAN Y TIEMPOS QUE CORREN

Gran feria circense

La Compañía La Arena propone un espectáculo que sorprende y divierte.

 Por Emilia Erbetta

Cuerpos que giran en el aire, se sostienen sobre posiciones inverosímiles y caen sobre el piso con gracia de bailarina. Un payaso que no da miedo y que logra algo más difícil que caminar sobre las manos: que los chicos y los grandes se rían mucho y al mismo tiempo. “La primera imagen fue que los percheros suplantaran a los aparatos tradicionales de circo y se usaran como barra de equilibrio, como trapecios, como palos chinos”, recuerda Gerardo Hochman. Después llegaron las perchas y la ropa para completar el universo poético de Tiempos que corren, el espectáculo que dirige y con el que la escuela de circo La Arena y la Diplomatura en Artes Circenses de la Universidad Nacional de San Martín desembarcan estas vacaciones de invierno en Ciudad Cultural Konex. “Siempre estamos buscando innovar o proponernos fórmulas nuevas para que den resultados distintos, porque cuando uno va hilvanando varias creaciones, se va saturando de los mismos espacios. Y un aparato de circo no es más que eso, un espacio”, resume Hochman, que desde 1992 trabaja en la formación de artistas de circo, acróbatas y bailarines como director de La Arena.

En Tiempos que corren el circo se transforma en gran feria americana, donde doce actores se mueven con una comodidad que no se parece en nada a la imagen del acróbata tenso e híper concentrado que tiembla sobre la cuerda floja. “Trabajamos la acrobacia desde la soltura y no desde la fuerza. El objetivo es moverse con comodidad, respetando el diseño del cuerpo humano”, explica Hochman. Precisamente así, feria americana, llamaría él al espectáculo si hoy tuviera la posibilidad de cambiarle el nombre. “Me gusta lo que implica la feria como parque de diversiones, como lugar popular. Me parece que es un nombre más festivo”, se justifica. Si en la calle lo que se viste es carta de presentación, sobre el escenario es vínculo que se retuerce, se dobla o se intercambia. “La ropa fue un trabajo de investigación bastante interesante, difícil de manipular con eficiencia –reconoce–. Hay un trabajo casi de ajedrez sobre dónde va cada prenda, a quién le toca, cómo la recibe y cómo la entrega.” Los actores y acróbatas juegan sobre el escenario como frente a un espejo: se prueban, se relacionan entre sí a través de las prendas y las piruetas.

Este espectáculo, con coreografía de Lucas Condró, es el primer trabajo de graduación de los alumnos de la Diplomatura en Artes Circenses de la Universidad Nacional de San Martín. Esta carrera finaliza con un programa de formación profesional que funciona como una residencia, durante la cual los estudiantes se nuclean alrededor de un espectáculo para aprender todo lo que no se capta en el gimnasio. Es el mismo programa que La Arena ofrece desde hace varios años y del que salieron otras de sus puestas, como Travelling, Milagro y Vibra.

Tiempos que corren, por la Compañía La Arena.Martes, jueves, viernes y sábados a las 16.30; miércoles y domingos a las 15, Ciudad Cultural Konex, Sarmiento 3131. Entrada $40.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.