espectaculos

Viernes, 3 de octubre de 2014

MUSICA › EL SEGUNDO ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES TROVADORAS

“La canción no pasa de moda”

Paula Ferré y Alejandra Rabinovich, dos de las organizadoras de Mujer Trova, resaltan la importancia del encuentro que se extenderá hasta el domingo en diferentes sedes: “Todas nos encontramos con las mismas problemáticas y los mismos sueños”.

 Por Sergio Sánchez

La primera jornada tendrá lugar a las 17 con una charla sobre los derechos del músico independiente.

Guitarra, poesía, voz y compromiso. Esos son los cuatro elementos esenciales que no faltarán en el Segundo Encuentro Nacional de Mujeres Trovadoras “Mujer Trova 2014”, una iniciativa inédita en el país que dará comienzo hoy en el Centro Cultural Haroldo Conti y se extenderá hasta el domingo en diferentes puntos del conurbano bonaerense, con entrada libre y gratuita. “Consideramos que hay un antes y un después de la creación de este colectivo”, resalta Paula Ferré, trovadora bonaerense y una de las organizadoras. Y amplía: “La trova es un camino solitario, pero ahora tenemos la sensación de que ya no estamos tan solas en la lucha. Lo que más me conmueve es lo contundente de lo verdadero, el canto honesto y comprometido. Es importante saberse eco de la voz de otra compañera que está lejos. Juntas podemos cambiar la realidad de nuestro rincón del mundo”. La iniciativa fue declarada de interés cultural por el Ministerio de Cultura de la Nación, y de interés provincial por la Secretaría de Derechos Humanos de Buenos Aires. Para la apertura de hoy en el Conti se espera la presencia de León Gieco.

La primera jornada tendrá lugar a partir de las 17 en el espacio recuperado ubicado en Av. del Libertador 8151 (Ex ESMA) y abrirá con una charla sobre los derechos del músico independiente y la Ley de la Música a cargo de la vicepresidenta del Instituto Nacional de la Música (Inamu), Celsa Mel Gowland. Y a las 21, una veintena de mujeres trovadoras compartirán sus canciones. El sábado, a las 20, Mujer Trova se trasladará hacia territorio bonaerense: el concierto tendrá lugar en el Teatro Municipal de Caseros (3 de Febrero 2561, Caseros) y, al otro día, en el mismo horario, la música sonará en el Teatro Municipal de Moreno (Asconape 85, Moreno).

Desde el año pasado, Paula Ferré y Alejandra Rabinovich –nucleadas en el colectivo latinoamericano Canto de Todos– están realizando un relevamiento para averiguar cuántas trovadoras hay en el país. “En la primera edición en el ECuNHi, el año pasado, éramos diez, pero ahora somos veinte”, se alegra Rabinovich por los frutos de la convocatoria. Las organizadoras cuentan que la intención para el futuro es encontrar a representantes de todas las provincias. Y luego abrir más el abanico: “De acá a dos o tres años, una vez que hayamos hecho un importante relevamiento nacional de mujeres trovadoras, la idea es abrirlo a Latinoamérica y lograr hacer una semana de Mujer Trova en Buenos Aires con trovadoras de toda la región, porque ya tenemos interesadas de Honduras, Cuba y Nicaragua”, se explaya Ferré.

En esta oportunidad, habrá dos invitadas especiales que no viven en el país: Amaranta Pérez (Venezuela) y Cecilia Concha-Laborde (Chile). Y el elenco de mujeres que completan el encuentro se integra con Sylvia Zabzuk (La Pampa), Natalia Schvartz (Buenos Aires), Vanina Fernández (Mendoza), Eleonora Eubel (Buenos Aires), Daniela Trovati (Mendoza), Daniela Tomé (Mar del Plata), Naara Andariega (Chile en Buenos Aires), Carla Giannini (Chile en Buenos Aires), Dafne Usorach (Santa Fe), Pilmaiquén Mlikota (Rosario), Carolina Wajnerman (Buenos Aires), Ana Vitale (Córdoba), Myriam Belfer (Buenos Aires), Naya Ledesma (México en Argentina), Silvina de Faveri (Tucumán), Mijal Guinguis (Buenos Aires). “Es un hecho histórico, porque es la primera vez que en nuestro país nos podemos organizar las mujeres trovadoras”, destaca Rabinovich, quien también mostrará sus canciones.

Pero, ¿por qué trovadoras y no cantautoras? Explica Rabinovich: “Vicente Feliú (padrino de la iniciativa) nos terminó de ayudar a definir el concepto. En un momento no sabíamos bien la diferencia entre trovador y cantautor. Sin embargo, pudimos comprender que un cantautor puede ser Arjona y un trovador es Silvio Rodríguez. Y trovadoras somos nosotras, porque adherimos a ese viejo prototipo del trovador que antes de que existiera la prensa escrita andaba por los pueblos llevando y contando historias. Nosotras nos identificamos con eso porque, de alguna manera, podemos contar las verdaderas historias. Andamos con nuestra guitarra al hombro cantando por cuanta causa justa hay por ahí, por eso siempre estamos con las Abuelas de Plaza de Mayo, las Madres, las fábricas recuperadas y en contra el capitalismo feroz”. Para Ferré, la trovadora “vuelca el propio sentir en una canción que guarda un estilo poético y estético, la cual se funde generalmente a una guitarra, siempre arraigada a un momento y a un lugar, a una lucha, a un pueblo”.

“Todas nos encontramos con las mismas problemáticas y los mismos sueños. Por un lado, no nos promocionan, no nos dan mucho espacio. Y por el otro, compartimos el sueño de llevar la canción adelante”, unifica Rabinovich. Para ella, el problema de la falta de difusión responde a que la trova no es un género comercial que demuestre interés por las grandes discográficas y la industria en general. “Está todo muy comprado, es muy difícil acceder a los medios y a las compañías con la música independiente”, entiende. Y completa: “También todo es más difícil para las mujeres: el machismo sigue presente. A partir de la década del noventa, además, se empezó a ningunear el género de canción comprometida. Nos dijeron que la canción había pasado de moda y no es así. En las charlas con nuestras compañeras nos damos cuenta de que a todas nos pasa lo mismo. Por suerte, la gente siempre nos devuelve interés y agradecimiento. Eso nos ayuda a seguir con fuerza”.

La Secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires resolvió el martes “declarar de interés provincial” esta iniciativa colectiva y “distinguir a todas las mujeres trovadoras que participan del encuentro por su aporte en el respeto y la promoción de los derechos humanos”. Además, las trovadoras consiguieron el apoyo de artistas y referentes de los derechos humanos, como la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; Silvio Rodríguez, León Gieco, Víctor Heredia, Mónica Abraham, el embajador de Cuba en Argentina, Jorge Lamadrid Mascaró, y el titular del Inamu, Diego Boris, entre otros. Y un apoyo especial de la ministra de Cultura, Teresa Parodi, quien además es la madrina del encuentro, junto a Feliú. “Que una docente de frontera haya sido designada ministra de Cultura de la Nación para nosotras fue una victoria, una reivindicación de lo popular”, se alegra Ferré.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.