espectaculos

Viernes, 21 de noviembre de 2008

CINE › ACTIVISTAS POR LOS DERECHOS GAY IMPULSAN UN BOICOT AL FESTIVAL SUNDANCE

Dolor de cabeza para Robert Redford

En las elecciones, la iglesia mormona de Utah jugó un rol central para conseguir que se prohibiera el casamiento gay en California. Por eso, los militantes llaman a un boicot contra “el último lugar donde debería reunirse el Hollywood más liberal”.

 Por Guy Adams *

Desde Los Angeles

Es suficiente con ver a Robert Redford balanceándose nervioso en sus botas para nieve de diseño: la última víctima de la controversial decisión en California de prohibir el casamiento gay podría ser el proyecto más querido del actor de hollywood, el Sundance Film Festival. El encuentro se celebra en enero en Utah, hogar de la iglesia mormona, que jugó un papel fundamental a la hora de persuadir al 52,5 por ciento de los californianos para votar la Proposición 8, la boleta propuesta para convertir en ilegal el casamiento entre personas del mismo sexo. Ahora, los militantes de los derechos gay están llamando a actores y directores a no asistir al festival de cine, como parte de un plan mayor de boicot de consumo al estado de Utah.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días tiene su cuartel central en Salt Lake City y cuenta con alrededor de un 62 por ciento de residentes de Utah como miembros. Proveyó miles de activistas y más de 40 millones de dólares para ayudar a la Proposición 8, dejando a unas 18 mil parejas de recién casados gay en un limbo legal. Tras una semana de ruidosas protestas públicas, bloggers, activistas de los derechos gay y otros buscan revancha contra los mormones y planean poner en problemas a una industria del turismo invernal que produce 6 billones y en la cual el festival de Sundance juega un rol central.

“En un nivel fundamental, los mormones de Utah cruzaron una línea”, sostiene el blogger John Aravosis, que organizó boicots contra Microsoft y Ford por temas relacionados con los derechos de los gays. “Le quitaron el matrimonio a veinte mil parejas y convirtieron a sus hijos en bastardos.” Aravosis está llamando a los esquiadores a pasar sus vacaciones en estados rivales como Colorado, al tiempo que pide a la comunidad del show business que le dé la espalda a Sundance. “El foco principal es perseguir a la marca Utah”, dijo. “Es un estado de odio, y es el momento de que Sundance encuentre un mejor lugar para realizar su fiesta que en el asiento de la iglesia mormona. Sundance es el punto de encuentro del Hollywood de costumbres más liberales: el último lugar donde debería reunirse es Utah.”

Los organizadores del festival, en tanto, señalan que ya es demasiado tarde para cambiar el lugar y remarcan que Park City, donde Sundance se lleva a cabo, es uno de los lugares más liberales de Utah. Y esperan que los activistas simplemente organicen un boicot contra los representantes de negocios locales que donaron dinero a la Proposición 8. “Sundance fue fundado bajo la idea de alentar la diversidad y la libertad de expresión”, dijo un vocero. “Para nosotros sería una gran decepción que el festival fracasara a causa de un boicot.” De cualquier manera, la movida propuesta por los activistas disparó una ola de preocupación entre la clase política de Utah, donde se objeta que se lleva a cabo una demonización del estado entero. Scott McCoy, senador de Salt Lake City declaradamente gay, dijo que espera que los militantes eviten medir a todos con la misma vara. “Hay gente realmente buena aquí en Utah, que simpatiza con nuestra causa”, dijo. “En lugar de realizar un boicot, yo llamaría a toda persona gay en el país a que venga aquí y le muestre a la gente las maravillosas personas que son, las maravillosas familias que tenemos.”

* De The Independent de Londres. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Sin tener nada que ver en el asunto, Redford se enfrenta a una posible ausencia de estrellas.
Imagen: AFP
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.